jueves, 4 de octubre de 2018

Los dirigentes de Novorossiya [Este de Ucrania] mueren inesperadamente lejos del frente



Informa Deutsche Welle, agencia de noticias de la República Federal Alemana:

Los rebeldes en Ucrania todavía se están recuperando del asesinato del líder de la autoproclamada "República Popular de Donetsk", Alexander Zajárchenko, quien murió por la explosión de una bomba el 31 de agosto, mientras estaba sentado en una cafetería en el centro de Donetsk. El "ministro de Finanzas" de la entidad y un líder juvenil resultaron heridos en el ataque. Los rebeldes dicen que capturaron a "agentes ucranianos" después de la explosión.

Zajárchenko, de 42 años, es solo el último en una serie de comandantes rebeldes que han muerto de manera dramática. Otro líder de Donetsk, Vladimir Makóvich, sirvió brevemente como el "vicepresidente" de la asamblea rebelde en 2014 antes de desvanecerse en el contexto de la administración rebelde. Murió en 2017, oficialmente a causa de un tumor cerebral. Tenía 54 años de edad.

Muerto en una emboscada.

Pocos meses antes de la muerte de Makóvich, el comandante del batallón, Mijail Tolstikh, falleció cuando alguien disparó un cohete incendiario contra su oficina en las afueras de Donetsk. Tolstikh, más conocido por su nombre de guerra "Givi", tenía 36 años en ese momento.


En 2016, uno de los principales líderes militantes, Arsen Pávlov, también conocido como "Motorola", murió cuando colocaron una bomba en el ascensor del edificio de apartamentos en el que vivía. El caudillo ruso de nacimiento tenía 33 años y era el comandante del llamado "batallón Esparta". Los oficiales rebeldes culparon a "agentes ucranianos" de las muertes de ambos comandantes. Kiev negó cualquier participación y acusó a Moscú, describiendo los ataques como "purgas" respaldadas por Rusia.

Ataque cardíaco a los 46

En total, casi una docena de militantes de alto rango fueron asesinados en los últimos tres años. Otros enfrentaron enfermedades inesperadas. El primer líder de la "República Popular de Lugansk", Valeri Bolotov, de 46 años, falleció a principios de 2017 mientras estaba en su apartamento de Moscú. La causa de su deceso, según el informe, fue insuficiencia cardíaca, pero algunos medios de comunicación especularon que el político había sido envenenado. Bolotov había renunciado a su cargo en Lugansk ya en agosto de 2014 y se había mantenido lejos del ojo público hasta su muerte.

El cercano colaborador de Bolotov, Gennadi Tsipkalov, de 43 años, supuestamente se suicidó en 2016 mientras estaba bajo custodia. Estaba siendo investigado por un presunto intento de golpe. La muerte de Tsypkalov también provocó rumores de que el político, que una vez fue primer ministro de la entidad con sede en Lugansk, fue asesinado.

Espiral de acusaciones entre Kiev y Moscú 

Este último ataque que cobró la vida de Zajárchenko ha vuelto a activar la espiral de acusaciones entre Kiev y Moscú. Rusia rápidamente declaró que tiene "todas las razones para creer" que Ucrania está detrás de la explosión. Esto fue corroborado por rebeldes, que se refirieron a los sospechosos que tenían bajo custodia.

A su vez, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) ofreció dos teorías sobre el asesinato de Zajárchenko: podría haber sido asesinado debido a una lucha de poder entre los caudillos, como también pudo haber sido eliminado por agentes rusos después de perder la confianza de Moscú.


El régimen de Kiev acusa a Rusia de estar detrás de los asesinatos de líderes de la resistencia del Donbas (región natural del Este de Ucrania de mayoría ruso hablante):



Moscú pide una investigación independiente del asesinato del presidente de la República Popular de Dónetsk y acusa a Kiev de estar detrás del mismo

Informa la agencia de noticias rusa Sputnik

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que todo apunta a que el Gobierno de Kiev está detrás del asesinato del líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko.

"Hay todos los fundamentos para decir que su asesinato fue organizado por el régimen de Kiev que había utilizado varias veces métodos similares para eliminar a los disidentes y los indeseables", dijo Zajárova a la prensa.

Subrayó que "en lugar de cumplir con los acuerdos de Minsk y buscar vías para resolver el conflicto interno, el partido de guerra de Kiev implementa el guion terrorista, agravando aun más la situación en la región, ya de por sí complicada".

 La portavoz de la Cancillería rusa llamó a la comunidad internacional a llevar a cabo una investigación imparcial del asesinato de Zajárchenko.

"La comunidad internacional debe exigir y, teniendo en cuenta el carácter títere del sistema político de Ucrania, también controlar que se realice una investigación imparcial de este crimen", señaló.

En opinión de Zajárova, es Occidente quien debe garantizar la imparcialidad de la investigación porque controla la situación en Ucrania y hacer todo lo posible para poner fin al conflicto militar en ese país y convertir a Ucrania en "un modelo de democracia".

"Considerando estos factores y un gran número de declaraciones con garantías de los dirigentes principales y los Gobiernos de los países líderes del mundo, se debe hacer todo lo posible para que se hagan con el control de esta situación y aseguren una investigación imparcial", señaló.


Informa directamente la resistencia del Donbas (repúblicas populares de Dónetsk y Lugansk, Novorosiya) del asesinato de Alexander Zajárchenko:

El dirigente de la República Popular de Donetsk, Alexander Zajarchenko, ha fallecido en una explosión en la ciudad ucraniana de Donetsk. Un representante de su gobierno ha confirmado que se trata de un atentado terrorista.

Además de Zajarchenko, otra persona más ha fallecido en el ataque  de Donetsk y otras 11 han resultado heridas, 6 de las cuales se encuentran hospitalizadas, entre ellas el ministro de Finanzas de la República Popular, Alexander Timofeiev.

La explosión se ha producido en la cafetería Separ en el centro de la ciudad y la policía ha acordonado la zona, ha cortado el tráfico en las calles aledañas y ha detenido a varias personas sospechosas de estar vinculadas con el atentado.

El presidente del Consejo Popular de la República, Denis Pushilin, ha afirmado que el atentado ha sido organizado por el gobierno fascista de Kiev. "Es una nueva agresión por parte de Ucrania", ha declarado Pushilin.

Moscú igualmente considera lo ocurrido un atentado, ha declarado el Ministerio de Exteriores ruso. “Existen todos los motivos para suponer que detrás del asesinato está el régimen de Kiev, que en más de una ocasión ha utilizado métodos similares para eliminar disidentes”, ha afirmado la portavoz del ministerio, María Zajárova.

“En vez de cumplir los acuerdos de Minsk y buscar vías para solucionar el conflicto interno, el partido de guerra de Kiev lleva a cabo un escenario terrorista, agravando todavía más la difícil situación en la región”, ha aseverado la portavoz.

El atentado está acompañado de movimientos de tropas ucranianas, que han comenzado a atacar Bakhmutka con ametralladoras y se escuchan disparos de artillería en Yasinovatskaya.

Además, 5 camiones militares se dirigen a Dokuchaevsk, una columna militar se dirige a Artiomovsk y a Rubejnoye ha llegado una gran columna de vehículos blindados.

De 42 años de edad, Zajarchenko era hijo de un minero del carbón y trabajó como mecánico antes de la guerra en el este de Ucrania, en la que participó activamente. Ocupaba el cargo de dirigente de la República Popular de Donetsk desde noviembre de 2014 y era comandante supremo de las fuerzas armadas de la República.

La República Popular de Donetsk se proclamó en el territorio de la región ucraniana del mismo nombre en abril de 2014, durante unas protestas masivas contra el nuevo gobierno ucraniano que llegó al poder después de un golpe de Estado en febrero del mismo año.


Desde el comienzo de la guerra civil en Ucrania, alrededor de 15.000 personas han sido asesinadas según datos oficiales, pero las cifras reales de pérdidas de la población civil del Donbas pueden alcanzar las 25.000 personas, y la pérdida total de las partes ha superado las 100.000 muertes. Estas terribles cifras indican claramente que el genocidio del pueblo fue cometido por el Gobierno de Ucrania. Todos los intentos de Rusia de detener la guerra y normalizar la situación humanitaria en la región se encuentran con la oposición airada de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN.

Después de tres años, quedó claro que el acuerdo de paz alcanzado con gran dificultad en 2015 con la mediación rusa no condujo a la paz en Donbas, y fue utilizado por Ucrania para restaurar sus capacidades militares y preparar la siguiente ofensiva.

Los países occidentales están ayudando activamente a Ucrania en este asunto. En 2014, los flujos de armas procedentes de los países de la OTAN: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Hungría, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Bulgaria y Ucrania. Cada día, es el arma que mata no sólo a los combatientes de las milicias, sino también a mujeres, ancianos y niños. Y el número de refugiados en general es difícil de calcular.

El régimen que ahora se ha establecido en Ucrania se ha convertido en un paraíso para los neonazis de todo el mundo.

Las autoridades ucranianas lo confirman a diario con leyes que prohíben expresamente las actividades de los comunistas y otros izquierdistas, que restringen los derechos de las minorías nacionales, incluido el derecho a recibir educación en su lengua materna, y que glorifican a los criminales nazis.

Ucrania, a instigación y con la ayuda directa de Occidente, está llevando a cabo una política de eliminación económica para frustrar al Donbas que desató una rebelión contra el levantamiento reaccionario. El bloqueo económico de la región, introducido en 2016, ha causado un sufrimiento incalculable entre los residentes locales. Sólo gracias a las operaciones humanitarias rusas la región ha escapado de la hambruna.

Es necesario proporcionar a la comunidad mundial información sobre el bloqueo del agua y la energía de Crimea por parte de Ucrania, que es un ejemplo flagrante de terrorismo de Estado por parte de Ucrania (limitación del suministro de agua y electricidad a Crimea).

El encuentro de Crimea con Rusia tuvo lugar por iniciativa de los pueblos de Crimea, que no quieren estar bajo el talón del fascismo estatal ucraniano. Crimea se unió a la Federación Rusa sobre la base de un referéndum popular, de acuerdo con la libre voluntad del pueblo y sobre la base de la decisión del Parlamento de la República de Crimea. Con el regreso de Crimea a Rusia, la prosperidad y el orden llegaron a la República. Se están construyendo carreteras, se están restaurando la energía, la infraestructura y la seguridad social para la población. Crimea florece, a pesar de las sanciones occidentales, que dificultan la rápida restauración de la república tras casi 25 años de abandono por parte de Ucrania.

Por lo demás, se constata que la situación que ha prevalecido desde febrero y mayo de 2014, se ha intensificado y ha elevado a un nuevo nivel al movimiento internacional del voluntariado. Hoy en día voluntarios de todo el mundo luchan codo con codo contra el fascismo por la independencia de las Repúblicas Populares del agresor. No son sólo voluntarios ucranianos, rusos y ciudadanos de la antigua URSS, sino también franceses, serbios, alemanes, búlgaros, estadounidenses, etc. Las declaraciones sobre la supuesta presencia de ejércitos rusos en el territorio de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk no se han confirmado porque no están físicamente allí. Durante los últimos cuatro años, la actividad de inteligencia de los países de la OTAN y principalmente del Pentágono, utilizando medios técnicos modernos, ha aumentado varias veces. La misión de la OSCE también supervisa el desplazamiento de las fuerzas armadas de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk y transfiere información a las Fuerzas Armadas de Ucrania. El escándalo terminó con la dimisión del representante de Ucrania y de nadie más.

Los crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas de Ucrania y otras fuerzas de seguridad constituyen una serie de violaciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos. No sólo se trata de llevar a cabo la guerra por medios prohibidos (el bombardeo de armas pesadas en zonas residenciales donde vive principalmente la población civil, el uso de munición ilegal), sino también el ejercicio de la tortura, la restricción ilegal de la libertad, las ejecuciones extrajudiciales y, además, se han cometido un gran número de asesinatos con extrema crueldad y fanatismo, similares y peores que en la época de la Gran Guerra Patria [Segunda Guerra Mundial].

A pesar de la tregua oficialmente en vigor, Ucrania no ha dejado de bombardear los barrios residenciales ni un solo día.

El bajo nivel de disciplina del ejército ucraniano, el consumo de alcohol y drogas ha provocado el terror contra los civiles, que viven en las inmediaciones de los puntos de ubicación de las Fuerzas Armadas ucranianas.

A partir de enero de 2018, el gobierno de Poroshenko intensificó los preparativos para una lucha contra las Repúblicas. Artillería pesada, tanques y sistemas de salvamento se acercan a la línea de demarcación. Nuevos miembros del ejército llegan a las zonas fronterizas. Todo esto, junto con las últimas declaraciones de Poroshenko sobre la intención de reprimir por la fuerza las regiones rebeldes del Donbas, señalan la inminente operación militar a gran escala de Ucrania, que provocará enormes pérdidas entre la población civil.

Hoy, todos los países libres y democráticos deben condenar enérgicamente la política de Kiev. La insuficiencia y la agresividad del Gobierno ucraniano llevaron al estallido de una guerra en Europa que amenaza nuevas víctimas. Todos los países libres y democráticos deben pedir a las Naciones Unidas que creen una comisión de investigación sobre los crímenes de Ucrania contra la población civil del Donbas e impongan un embargo sobre la entrega de todo tipo de armas al régimen ucraniano. 

martes, 2 de octubre de 2018

Asesinatos selectivos [terrorismo de Estado]: atentado mortal contra Alexánder Zajárchenko

Hablamos del asesinato terrorista del presidente de la República Popular de Dónetsk [en dicho cargo se fusionan las responsabilidades del jefe de Estado y primer ministro de la república], ocurrido el 31 de agosto de este año [por el mismo procedimiento fue asesinado en 2016 Arseni Pávlov, destacado dirigente de la milicia de Dónetsk].



Los asesinatos selectivos son una práctica habitual de USrael para eliminar a sus enemigos en todo el mundo. Lo han practicado y practican con relativa frecuencia en Oriente Medio...


Y muchos pensamos que la muerte en extrañas circunstancias del político de extrema derecha, Jorg Haider, en 2008, obedece a las mismas razones (la forma en que asesinaron a Jorg Haider sería la misma que la que emplearon para asesinar a la princesa Diana de Gales: la manipulación de los frenos del coche, sólo que en el caso del asesinato de Diana de Gales la responsabilidad recae directamente en los servicios secretos británicos:




Muy diferente, sin embargo, fue la operación de la resistencia venezolana para acabar con el presidente venezolano Nicolás Maduro junto con buena parte de la cúpula político-militar del país. Ese caso no se trató de un "asesinato selectivo", sino del comienzo de algo que debería haber iniciado la liquidación del régimen venezolano de la V República chavista, de un auténtico golpe de Estado con muy diversas ramificaciones en todo el Estado venezolano, pero el fallo en el inicio del operativos (el atentado mortal contra la cúpula chavo-madurista que participaba en el acto público del 4 de agosto) impidió que avanzara el resto del operativo y se culminara el golpe... Lo más parecido a lo que trató de hacer la resistencia venezolana en agosto de este año fue la operación del "volcán sobre Damasco" que se ejecutó por parte de la insurgencia siria en julio de 2012 y que tampocó cosechó todos los resultados que esperaban por la misma razón, porque la parte principal del operativo que era acabar con la vida del presidente sirio, Bashar al-Assad fracasó, aunque en el caso sirio se vivieron auténticos combates callejeros en la ciudad de Damasco y sus inmediaciones, situación que en realidad sigue sin estar totalmente controlada por el gobierno sirio pese a los grandes avances que ha realizado en el frente de guerra en el último año (y que la presión de USrael hace que sea muy difícil de controlar por completo).


Cogiéndolo por los pelos, se puede comparar la operación "Volcán sobre Damasco" con el fallido golpe de Estado de Von Stauffenberg en Berlín en 1944 durante la Alemania nazi, pero se trata de operaciones muy diferentes, lo único que tendrían en común sería el intento de asesinato de la cúpula político-militar del país, que en ambos casos fracasó. En cambio, el fallido golpe de Estado de la conspiración de 1944 en Berlín tiene mucha más similitud con el también fallido golpe de Estado en Turquía en 2016: en ambos casos se intentó dejar fuera de juego al presidente del país (bien matándolo, bien secuestrándolo) y se siguió adelante con el golpe aunque este no hubiese tenido éxito en su objetivo principal, y cosecharon el mismo fracaso y la misma represión posterior por parte de aquellos que habían sufrido el golpe. Paradojas del destino, hoy resulta que Turquía es un aliado "táctico" de Rusia y de Venezuela (Turquía ha sido de los países que han condenado el atentado fallido de agosto en Caracas --y hemos visto al presidente venezolano Maduro visitar el país y comer en un lujoso restaurante con posterioridad), y Siria un aliado "estratégico" de Rusia (a quien prácticamente le debe que conserve su actual independencia --a riesgo de molestar a los patriotas sirios) y de Venezuela (de quien es un aliado en muchos sentidos) --pero, sin embargo, Siria y Turquía siguen siendo formalmente enemigos después del estallido de la "Primavera Árabe", lo que son las cosas.

Vaticinamos que los próximos cinco años (largo plazo) serán de quebranto del llamado campo anti-imperialista, aunque no será destruido por completo. Quedará lo suficiente de dicho campo para una segunda parte del actual enfrentamiento (guerra) mundial entre los campos imperialistas y anti-imperialistas, y todavía vamos a ver cómo se consolida el poder sionista en Oriente Medio a la vez que mengua Occidente en sus feudos históricos (Europa y Norteamérica), preparando el camino para un nuevo amanecer de la Humanidad en el siglo XXI. Amén.