martes, 14 de junio de 2011




El Partido Comunista de Siria (unificado, tras las divisiones que sufrió en los 90 a propósito del desmantelamiento del campo socialista) se posiciona contra la injerencia extranjera en los asuntos de su país, a la vez que demanda cambios sociales y políticos internos.