jueves, 9 de junio de 2011

El presidente de Afganistán califica el comportamiento de la OTAN en su país como propio de "fuerzas de ocupación"

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha expresado hoy el profundo malestar y enfado de su Gobierno por la muerte de civiles en bombardeos de la OTAN dirigidos contra objetivos talibanes. De poco han servido "las serias disculpas"expresadas ayer por el mando aliado por la muerte de nueve civiles -las autoridades locales afirman que fueron 12 niños y dos mujeres- el pasado sábado en la provincia sureña de Helmand, y la promesa de abrir una investigación para aclarar los hechos. La paciencia del Gobierno de Karzai parece haber tocado a su fin, a juzgar por las palabras del presidente, quien en una comparecencia en Kabul ha advertido a la OTAN de que los ataques contra "casas afganas no están permitidos y que los afganos no deben tolerar más esa actitud".