lunes, 22 de agosto de 2011

EE.UU. reconoce haber atacado a fuerzas militares libias


El diario estadounidense The New York Times ratificó este domingo que aviones no tripulados noteamericanos arremetieron contra fuerzas del líder libio Muammar Al Gaddafi, pese a que su rol y el de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) era sólo el de “resguardar” a civiles.
Según el rotativo, que empleó fuentes anónimas, en los últimos días Estados Unidos estableció una vigilancia aérea de 24 horas sobre las zonas controladas por el Gobierno libio, en lo que hasta ahora ha sido la más intensa serie de ataques perpetrados sobre Libia.

El periódico estadounidense afirma que, en este operativo, la nación norteamericana empleó aviones no tripulados Predator que detectaron, siguieron y en ocasiones hasta llegaron a disparar contra las fuerzas de Al Gaddafi.

De acuerdo con un comunicado de la OTAN, el mandato para estas aeronaves era el de “resguardar” a los civiles, no obstante, en la jornada de este domingo las autoridades libias afirmaron que en un lapso de 12 horas más de mil 300 personas habían sido asesinadas por los bombardeos en la capital del país norteafricano.

Además de esto, también se dio a conocer el testimonio de algunos analistas, que opinan que estas agresiones son para abrir el camino a los opositores a Gaddafi, que este domingo también invadieron de manera violenta la capital del país, Trípoli.

Los mercenarios también recibieron ayuda por potencias como Reino Unido y Francia, que desde el mes de julio desplegaron fuerzas especiales en Libia para entrenar y armar a los rebeldes.

"Siempre supimos que habría un momento en el que la efectividad de las fuerzas del gobierno declinaría hasta un punto en que no podrían controlar o comandar sus fuerzas", dice un diplomático occidental citado por The New York Times.

Según cifras oficiales, desde el pasado marzo cuando iniciaron los bombardeos, la OTAN mandó alrededor de siete mil 500 misiones aéreas contra miles de objetivos libios.

El Gobierno libio declaró el mes pasado que, de esos objetivos, más de mil 600 fueron civiles.

Únicamente el pasado sábado, se efectuaron 39 misiones, de las que al menos 22 de fueron destinadas a Trípoli, informó la OTAN.

Los bombardeos perpetrados por la OTAN en las últimas 12 horas sobre Libia han dejado en el país norteafricano unos mil 300 muertos.

Esa misma cantidad de fallecidos que se contaban hasta el pasado 19 de agosto, cuando se cumplió un semestre de las agresiones que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) era para “proteger” a los civiles.

Aún después de dos mil 600 fallecidos, la Alianza Atlántica no hace un alto al fuego.


Fuente: TeleSURtv