domingo, 4 de septiembre de 2011

MANIFESTACIÓN DEL PARTIDO ANTI SIONISTA FRANCÉS (PAS) CONTRA LA GUERRA EN LIBIA

Durante cinco meses, nuestros vecinos del mediterráneos están siendo bombardeados en nombre de la democracia y la protección de los inocentes. Una misión humanitaria en la que los misiles han sustituido a los alimentos. Lo que se presentó como una misión humanitaria para salvar a los civiles se ha convertido en una pesadilla para el pueblo libio.

El bombardeo destruyó la infraestructura vital y causó miles de muertes, consideradas como un daño colateral. Entonces tenemos derecho a pedir lo que la OTAN llama "¡trabajar por el establecimiento de la democracia y la protección de los civiles!"

Esta guerra es inmoral porque se basa en mentiras y en mucha hipocresía; las operaciones de la OTAN no sirven para mediar entre las partes en conflicto o para proteger a los civiles, sino para imponer un cambio de régimen por la fuerza en un país soberano.

La guerra viola el derecho internacional en varios puntos: el derecho a la libertad de prensa, afecta a la integridad física de los civiles, socava la soberanía de un país, entrega armas en una situación de guerra civil.

Esta guerra es peligrosa porque va a permitir el flujo de armas a través del Norte de África y el Sahel, y a alimentar los trastornos causados ​​por los grupos extremistas.

Nuestro país, Francia, miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, encabezó la expedición. En los últimos años es gobernado por un poder que, en muchas ocasiones, celebra su pasado colonial y todos sus horrores como un beneficio para la civilización. Por otra parte, es urgente poner fin a esta diplomacia paralela que se ha desarrollado en los últimos años, denunciada por la propia administración, que ya no sirve a los intereses de Francia sino al de las corporaciones.

¡Dejemos de ser cómplices de esta política criminal y peligrosa, que no sólo mata a mujeres y niños todos los días, sino que también es una bomba de tiempo!


Manifestación: Sábado, 03 de septiembre a las 14:00 h. Lugar: Plaza de la República en París.


Fuente: PAS