viernes, 10 de agosto de 2012

ANIVERSARIOS DE GUERRA
El 23 de octubre 2011, los cariñosos “democráticos” electos por las bombas de la OTAN, proclamaron en Libia su “liberación” después de decenas de miles de bombas, de largos asedios de ciudades libias y después de haber violado las reglas básicas de la religión en tema de respeto por los cadáveres, sin hablar de las normas básicas del derecho internacional en tema de tratamiento de los prisioneros. Pero tranquilos, pues para respetar al Islam se restablecerá la poligamia y la amputación de la mano.
En el mismo tiempo, el nuevo jefe de Libia (Abdel Jalil) declarò que el colonialismo italiano fue bueno. Vemos cuanto en un detalle.
Hace precisamente 100 años, el 23 de octubre de 1911, el teniente italiano Giulio Gavotti realizó el primer bombardeo aéreo en la historia de la aviación: desde el monoplano “Colomba” lanzó bombas pequeñas contra tribus libias. Esas fueron las primeras etapas de la colonialización de ese país, que culminaría, hace 80 años, en el asesinato de Omar al Muktar - Quien, por lo menos, fue enterrado en un lugar conocido. Muammar Qadafi financiò el film "El leon del deserto" sobre Omar al Mukthar, el hero de la resistencia anticolonial que fue executado por el fascismo. En Italia el film esta censurado despues del 1982. Aquì se puede ver en espanol:www.youtube.com/watch?
v=eYExZM_Gxs4&feature=player_
embedded#). Otro aniversario para Italia: el 2011 son veinte años desde la primra guerra italiana post-fascismo: la guerra contra Irak. Siguiron Jugoslavia, Afghanistan, Irak, y ahora Libia. Cinco guerras geoestrategicas en veinte años.
El 23 de octubre (de 1946) es también el aniversario de la primera sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas; organismo cuyo objetivo principal sería el de “liberar al mundo del flagelo de las guerras”, las que la Nato-ONU promueven.
Por otro lado recordemos que el 30 de septiembre, hace 100 años, un italiano cumplió un gesto valiente contra la guerra colonial. Augusto Masetti, un albañil anarquista, al tener que partir para la guerra en Libia durante su servicio militar, en el cuartel Cialdini en Bologna disparó un tiro con su fusil gritando “abajo la guerra” e incitando a los conmilitones a la rebelión. El tiro hirió una pierna de un alférez. A Masetti lo ingresaron en un manicomio durante muchos años, pues el gobierno consideró que su ejecución enardecería demasiado los ánimos.