domingo, 19 de febrero de 2012

Amnistía Internacional y Human Right Watch señaladas como animadores intelectuales de la violencia en Siria

La Red de Derechos Humanos de Siria (RDHS) advirtió a Amnistía Internacional y Human Rights Watch del riesgo de depender de informes erróneos, no objetivos y no neutrales acerca de la situación en Siria. En una declaración el pasado sábado 11, la Red dijo que si estos dos organismos internacionales siguen haciendo circular noticias falsas sobre la situación en Siria, contribuirán a la sedición y a inflamar la violencia armada cometida por los grupos armados terroristas contra los ciudadanos, y que se expondrán a la responsabilidad legal de acuerdo a los artículos 7 y 25 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

La RDHS destacó que lo que se promueve sobre Siria es contrario a lo que realmente está ocurriendo sobre el terreno, destacando la falsificación de la realidad y la fabricación de los hechos que se practica por parte de algunos medios de comunicación para proporcionar una imagen negativa de los acontecimientos en Siria. 

La Red exigió, sobre la base de su declaración dirigida al Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 24 de noviembre de 2011, y su llamamiento al Consejo de Derechos Humanos el 1 de diciembre de 2011, que el Comité y el Consejo revisen sus resoluciones que se han fabricado sobre la base de los informes de los medios de comunicación y que restablezcan el respeto a la República Árabe Siria y a su pueblo a fin de preservar su credibilidad como una referencia a los derechos humanos en el mundo y como dos instancias de trabajo para la preservación de la seguridad internacional y la paz.


Fuente: hator-Ra!/Agencia SANA


Postscriptum: Human Rights Watch está asociada a la obra filantrópica del multimillonerio y agente de la globalización capitalista George Soros; con respecto a Amnistía Internacional hay fundadas sospechas de que actúa bajo los dictados del ministerio de exteriores de Estados Unidos.