miércoles, 29 de febrero de 2012

La oposición cívica manifestó reservas sobre la nueva Constitución siria

(y el partido Baath no se la comió con patatas, increible)