sábado, 25 de febrero de 2012

Los paquistaníes protestan contra las incursiones de los aviones teledirigidos de Estados Unidos


Cientos de pobladores de las regiones tribales pakistaníes repudiaron este jueves los ataques de los aviones teledirigidos estadounidenses y exigieron ser indemnizados por las pérdidas causadas por estos.

La protesta tuvo lugar en Miranshah, la principal ciudad de Waziristán del Norte, una provincia del noroeste donde con mayor frecuencia se producen las incursiones de los drones contra la insurgencia talibán, pero que a menudo cobran también una alta cuota de víctimas entre la población civil, reporta Prensa Latina.

Unos dos mil miembros de las tribus de la zona colmaron el bazar de Miranshah gritando Muerte a América (Estados Unidos) y Alto a los ataques con aviones no tripulados a Pakistán, Según un reporte del diario Dawn.

Convocada por el mayor partido islamista del país, el Jamiat-e-Ulema Islam, la manifestación es la más reciente entre otras similares en los últimos meses.

Hace 15 días, en una multitudinaria concentración en la ciudad de Karachi, líderes políticos y religiosos agrupados en el Consejo de Defensa de Pakistán exigieron al gobierno desentenderse de la alianza anti-talibán con Washington y formular políticas independientes solo en interés de la nación.

Los ataques de los aviones-robot han continuado pese a que Islamabad los prohibió el pasado 26 de noviembre, cuando un ataque aéreo de la OTAN a puntos de control en la frontera con Afganistán mató a 24 de sus defensores.

El gobierno pakistaní también exigió a Estados Unidos evacuar la base de Shamsi, en la noroccidental provincia de Baluchistán, desde donde operaba sus aparatos teledirigidos, y mantiene bajo revisión las relaciones bilaterales.

Aunque la campaña de los aviones no tripulados sobre la nación surasiática comenzó en 2004, fue a partir de agosto de 2008, bajo la administración del presidente Barack Obama, cuando se sistematizó.

De entonces a la fecha se han producido más de 250 ataques con un saldo de unos mil 800 muertos, según Washington, miembros de grupos rebeldes asociados a Al Qaeda.

Sin embargo, con harta frecuencia gente inocente es víctima errónea de los drones, lo que genera en la población un natural sentimiento antiestadounidense.

Solo en lo que va de año, a pesar de las protestas oficiales y populares, los drones se han cobrado unas 60 víctimas en Pakistán.

Fuente: Granma