miércoles, 15 de febrero de 2012

¡Qué cambien ellos!

En un artículo publicado en el periódico El País bajo el titulo de ¨Que cambien ellos¨, el escritor español, Jordi Vaquer, criticó la pasividad de la Liga Árabe ante causas justas como la de Palestina, subrayando que el organismo panárabe ¨ salió de su largo letargo con el conflicto de Libia y lleva la voz cantante en el de Siria¨.

Asimismo, el escritor español fustigó las monarquías del Golfo, que se han convertido en ¨paladines¨ que defienden la democracia y los derechos humanos. En cuanto a Arabia Saudita, esta última ¨no esconde su desdén por la democracia dentro y fuera de sus fronteras¨ precisó Vaquer.

Vaquer dijo que en el caso de Catar, su papel de mediador fue cambiado por uno intervencionista, donde efectuó campañas aéreas en Libia, suministró armas a los rebeldes y prestó apoyo a nuevos líderes, partidos y asociaciones….

Por último Vaquer señaló con sarcasmo que ¨Ese apoyo a la democracia, sin embargo, no se aplica en casa, ni a las monarquías vecinas del Golfo.

En el mismo contexto, otro escrito español, Eugenio García Gascón, criticó en su artículo publicado en el periódico Público, las falsa alegaciones democráticas de los países del Golfo, haciendo hincapié en que ¨los países que soportan el peso principal de las acciones diplomáticas contra Siria no se han distinguido por defender valores democráticos. Al contrario, son regímenes autoritarios que se resisten a introducir reformas en sus propios territorios¨, subrayando que este es lo mismo al que aludió claramente el presidente Al-Assad en su última alocución.

García Gascón criticó la política de doble rasero practicada por Arabia Saudí y Qatar con Siria y Bahréin, haciendo referencia a que ¨Los estados más beligerantes hasta ahora han sido Arabia Saudí y Qatar. Irónicamente, estos dos países enviaron el año pasado a su Ejército a Bahréin para aplastar la revuelta de los chiíes, que precisamente exigían más democracia y menos autoritarismo y constituyen la mayoría de la población en Bahréin¨.


Fuente: Agencia SANA