viernes, 24 de febrero de 2012

¿Qué está pasando en Homs?

Informa Al Manar

¿Qué está pasando allí, en Homs? Es la pregunta que surge cuando las agencias de noticias internacionales hablaban de seis muertos civiles el martes -según su única fuente, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH)- y 17 el lunes, y continúan repitiendo el número planteado aleatoriamente por el OSDH: 300 muertos desde el 4 de febrero.

OSDH y AFP: alimentar la amalgama.
Según la agencia AFP, que cita al OSDH con sede en Londres, Homs “sufre los bombardeos más violentos desde hace cinco días, con “un promedio de dos misiles que caen por minuto”. También se habla de “situación trágica” recogiendo las afirmaciones en este sentido de Hadi Abdullah, un miembro del “Consejo Revolucionario de Homs”, que habla de la gente “hacinada en los refugios”, de “muertos enterrados desde hace una semana en los jardines debido a que incluso los cementerios están llenos” y de mujeres embarazadas y personas que sufren de problemas cardíacos, diabetes y heridos que no se pueden evacuar. De acuerdo con este Hadi, las comunicaciones y la electricidad están cortadas.
Otra versión de los hechos es también ofrecida por el sitio sirio “Al Haqiqa” (La Verdad).

200 muertos entre las fuerzas armadas
En un artículo fechado el 11 de febrero, el corresponsal del sitio en Homs habla con franqueza sobre la decisión de las autoridades sirias de poner fin a la caótica situación en esta ciudad.
El número de muertos adelantado por este sitio, que cita una fuente de seguridad de Siria, no es muy diferente del ofrecido por la OSDH, pero la forma de su muerte es diferente. Mientras que el Observatorio y los organismos internacionales sugieren que las víctimas son civiles muertos en un “bombardeo indiscriminado de zonas civiles” el sitio Al Haqiqah dijo por su parte que la mayoría de los muertos eran hombres armados que fallecieron durante los enfrentamientos con soldados del ejército regular. De este modo, la cifra de 200 se refiere a los hombres armados que fallecieron, mientras que 350 fueron detenidos después de los combates. Antes de la puesta en marcha de la operación el lunes 7 de febrero, unos 200 hombres armados se rindieron voluntariamente después de unas negociaciones durante las cuales recibieron garantías de que no serían procesados.

Hay civiles muertos, pero no manifestantes
La fuente de seguridad preguntada por el sitio no excluye que civiles murieran durante esta operación. “Decenas de civiles han muerto, probablemente, pero no en manifestaciones, sino en las calles y los edificios donde las bandas armadas están atrincheradas. Ellas tomaron a los civiles como escudos humanos”, dice esta fuente.
En lo que se refiere al armamento utilizado por el ejército sirio en su bombardeo, esta fuente afirma que morteros y tanques T72 fueron utilizados y añadió que “las bandas armadas tenían lanzacohetes avanzados”.

El bombardeo de cohetes
Según la fuente, 1.200 cohetes obuses de tanques y morteros fueron lanzados. Asimismo, señala que “desactivamos un gran número de cohetes con cabeza explosiva que iban de ser lanzados (por los rebeldes). Estos ruidosos cohetes producían más miedo que daño”, dijo la fuente.
La táctica militar adoptada era la de bombardear un área donde se encontraban los hombres armados, antes de que los militares lanzaran el asalto final para neutralizarlos.

Bombas de fósforo, fusiles de mira térmica
Las fuerzas armadas sirias decidieron utilizar tanques el 6 de febrero, cuando las tropas regulares que irrumpieron en el barrio de Bab Amr fueron bombardeadas con bombas de fósforo (made in Israel) que quemaron por completo uno de sus blindados y les causó pérdidas considerables.
En los depósitos de armas que fueron capturados se encontraban rifles de francotirador con mira térmica ultra sofisticados, con un alcance de 3.600 metros y que pueden ser usados día y noche y en todas las condiciones meteorológicas. Muy pocos ejércitos en el mundo tienen acceso a esta tecnología militar, incluyendo el Ejército de EEUU así como la famosa y controvertida empresa de seguridad Blackwater, conocida en la actualidad con el nombre de “Xe Services LLC”, que actúa en los Emiratos Árabes Unidos y que parece haber entrenado a los miembros del Así llamado Ejército Libre Sirio (ELS) en el desierto.

Aparato de comunicación suministrado por Al Jazeera [televisión qatarí]
Dispositivos de comunicación de diferentes tipos fueron también requisados: un sistema de comunicación Up and Down, conectado directamente a Internet a través de números telefónicos que funcionan a través de satélite a una velocidad de 2 megabytes por segundo. Este dispositivo puede detectar a través de GPS el sitio donde se halla el transmisor y receptor de operación sin necesidad de recarga durante 48 horas. Está vinculado a una computadora portátil capaz de funcionar 11 horas seguidas.
De acuerdo con la fuente de la seguridad siria, el dispositivo, que se colocó en una maleta escolar, se introdujo en Siria a través del jefe de la oficina de Al Jazeera en Jordania, Yasser Abu Hallala. Los documentos incautados a un hombre armado sugiere que la Inteligencia de Qatar pagó 10 millones de dólares por este aparato, reservado exclusivamente a los insurgentes.

Y también el sitio reveló la detención de mercenarios franceses, iraquíes y africanos.
En términos de pérdidas sufridas por las fuerzas regulares, el sitio informa de que unos 40 oficiales y soldados que pertenecían sólo a la Cuarta Brigada fueron muertos y otros 300 heridos.
El martes también tuvieron lugar en las ciudades de Homs y Latakia los funerales de 13 de ellos, que según la agencia oficial de noticias SANA murieron en Homs, Rif Damasco y Idleb.