miércoles, 22 de febrero de 2012

Siria se dirige a la Cruz Roja Internacional y al Consejo de Derechos Humanos de la ONU refutando la campaña internacional contra su servicio sanitario


Siria dirigió mensajes escritos al Comité Internacional de la Cruz Roja y al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en respuesta a las campañas calumniosas de ciertos organismos sospechosos… 

Dichos mensajes ponen de relieve que el gobierno de la República Árabe Siria ha conferido al sector de la salud una atención especial partiendo de la convicción del derecho de cada ciudadano a la salud y la importancia de garantizar las condiciones y servicios sanitarios adecuados para todos los ciudadanos de forma gratuita a través de 124 hospitales públicos y 1.919 policlínicos, además de 387 hospitales privados.

Los mensajes puntualizaron que las instituciones sanitarias dependientes del Ministerio de la Salud, prestaron solamente durante los últimos nueve meses, más de 30 millones de servicios al recibir a 4 millones y medio de casos clínicos en los hospitales públicos, mientras que los policlínicos brindaron más de 24 millones de servicios sanitarios contribuyendo sobremanera a la integridad física de los ciudadanos.

Siria afirmó en esos mensajes, que a pesar de la noble misión humanitaria por la que fueron creadas esas instalaciones sanitarias, varias entidades externas insisten en mezclar al sector sanitario con cuestiones ajenas para el logro de sus objetivos políticos externos utilizando ese sector como herramienta en su guerra contra Siria...

Asimismo, Siria aclaró que a pesar de todos sus servicios humanitarios majestuosos, el sector de la salud ha sufrido enormes daños humanos y materiales a causa de los actos de sabotaje llevados a cabo por los grupos terroristas armados, revelando en este sentido, que 15 médicos y enfermeros, y 27 técnicos del personal de emergencia médica perdieron la vida mientras desempeñaban su labor humanitaria, y se añade a todo ello, los secuestros sistemáticos de los médicos y el robo de las ambulancias.

De igual manera, los mensajes hicieron alusión a las injustas sanciones impuestas por EE.UU. y algunos países árabes y europeos, las cuales provocaron una escasez en los materiales y los equipos de salud y ello afectó la calidez de los servicios humanitarios prestados a los heridos.

Siria condenó esas sanciones unilaterales y responsabilizó a partes externas de financiar y armar a los grupos terroristas para que ataquen los hospitales públicos y privados, y los centros de salud, así como atentar contra el personal médico... 
Siria afirmó que a pesar de las colosales pérdidas humanas y materiales provocados por los ataques terroristas, el personal del sector de la salud sigue ofreciendo todos los servicios necesarios a los ciudadanos.

Fuente: Agencia SANA


Vídeo sobre los orígenes del Movimiento de la Cruz Roja Internacional: