miércoles, 21 de marzo de 2012

Aniversario de la agresión de la OTAN contra Libia. Declaración del Movimiento Anti-Globalización de Rusia


El 19 de marzo se cumple un año desde el inicio de las bárbaras operaciones de la OTAN para el mantenimiento de la paz. Hace un año en Trípoli y otras ciudades libias una lluvia de bombas mortales destruían hogares, hospitales, escuelas y otros edificios. Las Operaciones de la OTAN, bajo el nombre de "Odisea del Alba" y luego "Defensores Unidos" han cobrado la vida de miles inocentes. Es muy cínico utilizar el pretexto de que esto se hizo para "proteger a la población civil".

La resolución 1973 de la ONU para la zona de exclusión aérea sobre Libia desató las manos de los agresores. Sin embargo, no contenía un requisito de cambio de poder en el país y, especialmente, no daba a la OTAN derecho para bombardear las ciudades libias. Contenía una prohibición de los vuelos de aviones libios. Sin embargo, los países de la OTAN que participaronn en las operaciones militares contra Libia, fueron más allá de la resolución y llevaron al país a un verdadero desastre. Esto sólo puede ser descrito como un crimen de guerra.

Como resultado de aquello, fue brutalmente asesinado el líder legítimo de Libia -Muammar al-Gaddafi. Llegaron al poder en el país clanes de la mafia, peleando entre sí. La próspera Jamahiriya se destruye, amenazándola con dividirla en varios estados títeres.

En la actualidad, el guión de Libia tratan de repetirlo en otro país árabe - Siria. Afortunadamente, la posición de Rusia y China en este momento es más rígido y la resolución anti-siria fue bloqueada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

La Jamahiriya Libia, el pueblo, el ejército y el liderazgo que duró siete meses bajo el asedio de los bombardeos de la OTAN  - mostró al mundo un ejemplo de resistencia heroica de la "cruzada" de la OTAN. Así como el ejemplo de Libia ha puesto de manifiesto el verdadero propósito de los organizadores de la llamada "primavera árabe", ha puesto de manifiesto a sus "directores" - las fuerzas de EEUU y de la OTAN, así como algunas de las monarquías del Golfo. Su objetivo - hundir en el caos del mundo árabe, cambiar los gobiernos no deseados y hacerse cargo de los recursos naturales.

La heroica lucha de la Jamahiriya Libia, de Muammar Gaddafi y sus leales patriotas, se inscribe con letras de oro en la historia de la humanidad. Debemos admirar el coraje de los defensores de la Patria y no olvidarlo - sólo la unidad de la gente enfrente del agresor puede impedir la ocupación del país.

La humanidad no debe permitir que la secuencia de acciones repita el guión libio en cualquier otro lugar. El "mantenimiento de de la paz" por parte de la OTAN sólo puede traer consecuencias más trágicas.

Los pueblos del mundo, ¡cuidado! 
Miembros criminales de la OTAN  - ¡a juicio!

Fuente: Libia S.O.S