viernes, 16 de marzo de 2012

Divisiones en la "oposición" armada siria

El medio de comunicación burgués El Mundo informa de divisiones en la alianza prooccidental y terrorista del "Comité Nacional Sirio" a través del periodista Javier Espinosa, que les sirvió de cobertura mediática y propagadística mientras ocuparon varios barrios de Homs.


El doctor, artista y activista político Kamal Labwani anunció su renuncia en su página de Facebook, desde la que lanzó un inusitado ataque contra la alianza establecida el pasado agosto, a la que acusó de “complicidad” en la “masacre del pueblo sirio a través de mentiras, trampas y el monopolio en la toma de decisiones”.

Labwani, uno de los expresos políticos más dignificados de Siria, dijo además que el CNS “está vinculado a agendas extranjeras que persiguen el enfrentamiento a la espera de que el país se vea abocado  a la guerra civil” (*). Otro de los disidentes, el exjuez Haitham al Maleh, reprochó al presidente del CNS, Burhan Ghalioun, que “monopolice la opinión” de ese foro  y adelantó que sus renuncias no serían las últimas, “Vamos a asistir a muchas más dimisiones”, añadió.

Otro miembro de la misma agrupación, citado por Reuters indicó que cerca de 80 de los casi 300 miembros del CNS planean escindirse.

Las divergencias en el seno del Consejo son solo un elemento más de la desorganización de la oposición siria, dividida en incontables facciones, tanto en el exterior como en el interior del país. Ni siquiera los desertores que se agrupan en torno al Ejército Libre de Siria (ELS) han conseguido unificar  su posición y ahora mismo existen hasta tres grupos armados opuestos al régimen que mantienen un escaso control sobre las facciones que actúan en las diferentes provincias y que pelean al margen de cualquier liderazgo.

Algunos activistas han comenzado a exigir que se aclare dónde han ido a parar las cuantiosas donaciones que recibe el CNS para apoyar la revuelta. “No está claro cómo están gastando el dinero o cuanto han recibido”, asegura Salam Shawaf, un opositor instalado en Egipto.

(*) Editado en rojo por Purificación de la Blanca.

Fuente: El Mundo (edición impresa), a través de Purificación de la Blanca (Colectivo Internacional "Ojos para la Paz").