sábado, 24 de marzo de 2012

Francisco Frutos: Sobre Toulouse


TOULOUSE (23-III-2012)
Además de lo dicho en el anterior artículo sobre el asunto, sin conocer todavía el desenlace oficial, añado que lo de Toulouse apesta a montaje. Dicen que Sarkozí había dado ordenes estrictas de capturar vivo al supuesto terrorista. Uno podía pensar que era para indagar y conocer a fondo todas las complicidades con los crímenes, si había una red, movimiento o grupo detrás. Pero, hete aquí que el presunto terrorista está rodeadísimo y controladísimo y las decenas de policías organizan un asalto en el que éste muere de un tiro a la cabeza cuando saltaba por una ventana disparando a diestro y siniestro, según cuentan, con lo cual silencio absoluto del terrorista. Parece lo de Bin Laden, lo de los suicidas de Madrid después del 11 de marzo de 2004, lo de todos los casos en los que el supuesto terrorista no puede hablar por razones mayores, está muerto. Los servidores del imperio cada vez son más sofisticados en sus montajes. Saben qué les digo, a falta de informaciones fiables sobre este hecho, lo pongo entre paréntesis a la espera de que haya una versión más creíble. De todas maneras, una cosa sí tengo clara: el hecho en sí ha servido para que Sarkozí, que parecía no andar sobrado de apoyos electorales en los sondeos, haya aumentado unos puntos en las encuestas, colocándose como primero en la carrera por la presidencia de la República. Su verborrea patriotera, LA FRANCE, y llamar a todo el pueblo a cantar unido La Marsellesa, le han convertido en un charlatán con éxito, en un país demasiado crédulo con los charlatanes y muy carente en la actualidad de bases de izquierda sólidas, con personas solventes en la defensa de un verdadero programa político de cambio, enraizado en las mejores tradiciones y luchas de las clases trabajadoras y populares francesas.

ASESINATOS EN FRANCIA: EXPRESO MIS CONDOLENCIAS, YA INÚTILES, ANTE EL CRIMEN (21-III-2012)
El terrorista Zarkozí se lamenta de los asesinatos de cuatro niños en Toulouse y de otros tres anteriores. Yo le acuso de miles de asesinatos en Libia, de corresponsable, por acción u omisión, del asesinato de personas, entre ellas numerosos niños en Afganistán, Gaza, Siria, África Occidental....Mientras Zarkozí sea un terrorista, eso sí en nombre de los derechos humanos y de la libertad, no puede condenar nada que no se vea como una miserable utilización de la muerte de seres inocentes para su política imperialista y de "grandeur" de la France, cuando él es sólo un enano moral encaramado en tacones de acomplejado. Tampoco puede condenar muy alto Hollande, el candidato del Partido Socialista, que defendió la intervención en Libia y el acoso del imperialismo terrorista en Siria. A ése le acuso de cómplice necesario. Y los demás representantes políticos franceses que se presentan por la izquierda real, se me antojan puros comparsas de los anteriores, dispuestos a revolverse en los mismos hipócritas pésames que los anteriores. Todos ellos envueltos en la bandera tricolor y en la filosofía eurocentrista europea, que es una especie de desiderátum para diluir la moral política y la ideología en una amalgama de falsos buenos sentimientos humanos, frente a los intereses de clase que hay en cada una de las decisiones que toma el gobierno francés, el europeo, o el Partido Socialista en Francia. Al margen de todos ellos El Frente Nacional de Marie Le Pen no engaña, se disfrace como se disfrace, es la extrema derecha de la cual sólo puede salir el fascismo en estado puro. Para completar el panorama, el sionista francés Bernard Henri Levy, dice que " se estremece de ira y de vergüenza" ante los asesinatos, él, cómplice de todos los asesinatos sionistas, y últimamente de la muerte de miles de personas, niños incluidos, en Libia, a donde fue a apoyar a los terroristas.
EEUU asesina decenas de niños en Afganistán, Israel en Gaza y Cisjordania. Nadie de la Comunidad Internacional oficial les levanta la voz y les acusa de crímenes. Con el asesinato de estos niños judíos, Alain Jupée, otro de los verdugos de los pueblos libio y sirio, se va a lloriquear a Israel ante el "pacifista" Netanyahu, que, además de continuar matando en Palestina, ya se ha encaramado en los aviones de guerra para bombardear Irán. Más grave aún que todo lo dicho hasta aquí, es que en Francia acusan a Al Qaeda de los crímenes, mientras en Libia y en Siria, sin ir más lejos, Al Qaeda y el terrorismo integrista musulmán, son los aliados. Termino con un epitafio: Ustedes, terroristas de la OTAN, son los principales responsables del terrorismo en el mundo.

Fuente: Blog de Francisco Frutos