miércoles, 21 de marzo de 2012

Rusia se pone del lado de la legalidad internacional en la última resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria

(y saluda el cambio de postura de los países occidentales)


El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una Declaración Pesidencial no vinculante que apoya la misión de Kofi Annan, enviado especial de la ONU a Siria.

Por otra parte, el canciller ruso, Sergei Lavrov anunció desde Berlín que esta Declaración no incluye amenazas a Siria.

Lavrov expresó alivio por el hecho de que los países occidentales finalmente se abstuvieron de dirigir ultimatos y amenazas, y de intentar imponer soluciones unilaterales sobre el gobierno sirio.

Así como dijo: ¨tomando en cuenta que un grupo numeroso de terroristas combaten al gobierno sirio, sería ridículo contar con que el Consejo de Seguridad exigiera la retirada de las fuerzas gubernamentales de los grandes centros urbanos sin tomar en cambio medidas paralelas para ejercer influencia sobre la oposición¨.

En cuanto a los proyectos de resoluciones anteriores que fueron rechazados por Rusia, el canciller ruso señaló que al adoptar esta postura, Rusia no estaba defendiendo al gobierno sirio sino al propio Consejo de Seguridad, afirmando que este último no debe adoptar resoluciones irrealistas. 

El Consejo de Seguridad condena los atentados terroristas de Damasco y Alepo

Asimismo, el Consejo de Seguridad condenó en un comunicado de prensa, las últimas explosiones terroristas que tuvieron lugar en la capital siria Damasco y la ciudad norteña de Alepo.

El comunicado que fue propuesto por Rusia, resaltó que los miembros en el Consejo de Seguridad condenan en los términos más rotundos los atentados terroristas que se produjeron en Damasco el día 17 y en Alepo el 18 del mes en curo, que dejaron decenas de muertos y heridos.

El comunicado añadió que los miembros del Consejo de Seguridad expresan su profundo pésame a todas las familias de las victimas que cayeron tras estos actos horrorosos.

Asimismo, agregó que los miembros del Consejo de Seguridad reafirman que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones representa una de las más peligrosas amenazas para la paz y la seguridad internacionales, y que cualquier acto terrorista se considera un crimen injustificable sea cual fuere su objetivo o autor. ¨Los Estados miembros del Consejo de Seguridad reiteran su determinación de luchar contra todos los terrorismos en marco de la Carta de Naciones Unidas¨ recalcó el comunicado.


Fuente: Agencia SANA