domingo, 18 de marzo de 2012

TVE = INTOXICACIÓN

En el día de ayer, TVE ha dado una muestra más de su total cinismo y desprecio a los valores fundamentales del género humano, por no hablar del mínimo decoro en las relaciones internacionales y el respeto a la verdad (sin lo cual no se puede hablar de medios de información, sino de medios de propaganda).

A propósito de los criminales actos terroristas ocurridos en Damasco, el medio de comunicación español, en vez de dar información ecuánime de los hechos, atendiendo a la verdad y al dolor de las víctimas, siendo el principal medio informativo de una sociedad, como la española, azotada por el terrorismo, se posiciona del lado de los terroristas y carga toda la responsabilidad de sus acciones sobre el Gobierno que trata de evitarlas y que busca proteger a la población civil en todo momento.

TVE, manifestando a las claras que está al servicio del imperialismo en lo económico y en lo político, y que para lograrlo no tiene inconveniente en recurrir a la mentira, a la infamia y a la calumnia, recurre a dos versiones distintas de los atentados con el único objetivo de exculpar a sus autores y culpabilizar al Gobierno sirio de la guerra encubierta que las potencias occidentales desarrollan en ese país, para mayor gloria de su Estado títere de Israel, y con la colaboración de Turquía y los países del Golfo Pérsico.

En un primer momento, el Telediario de TVE no tiene empacho en adoptar el más despreciable tono revanchista y en ironizar sobre el supuesto triunfo del Estado sirio sobre los terroristas a la vista de los últimos atentados con bomba, que han dejado un saldo de víctimas de 27 muertos y decenas de heridos.

En un segundo momento, los sicarios de la información en la TV pública acusan de los atentados, ni más ni menos, que al propio Gobierno sirio, demostrando claramente, por si a alguien aún le faltaba alguna duda, que siguen la estrategia fascista de la desestabilización de Siria e Irán.

Toda una lección para los intelectuales "colaboracionistas" que, por un lado, piden más sangre, sudor y lágrimas y, por otro, dicen que ellos no han sido.

Ateneo Republicano de Villaverde (miembro de la Plataforma No a la Guerra Imperialista)