martes, 17 de abril de 2012

El grupo parlamentario de la Izquierda Plural critica la defensa del Gobierno español de la multinacional Repsol

  Los portavoces de Izquierda Plural en el Congreso, José Luis Centella (IU) y Joan Coscubiela (ICV), han censurado que el Gobierno "confunda" los intereses españoles con los de la empresa privada Repsol, que han recordado que tiene más de un 50 por ciento de capital extranjero y sólo declara en España alrededor del 25 por ciento de sus beneficios totales.
 
  En rueda de prensa, Centella ha rechazado que se den "lecciones" al Gobierno de Argentina y ha anunciado que el grupo parlamentario de Izquierda Plural ha pedido la comparecencia en el Congreso del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, para que detalle las acciones del Gobierno tras el anuncio de Argentina de nacionalizar el 51 por ciento de la petrolera YPF, participada mayoritariamente por Repsol.

   Coscubiela ha insistido en que se trata de un conflicto de intereses privados "entre grupos de intereses económicos" que además "nunca han  mostrado ninguna sensibilidad con los ciudadanos de los países en los que actúan".

   El portavoz de ICV, que incluso ha dudado de que al movimiento de Argentina se le pueda llamar "nacionalización", ha sostenido que España debería aprender de este conflicto que "no es creíble identificar los intereses multinacionales con los intereses del país donde tienen domiciliada su sede".

   Pero además, considera que es "una buena oportunidad" para que el país reflexione sobre el "chasco" que a su juicio ha supuesto ser "los primeros de la clase" en privatizar los recursos energéticos básicos. "Cuando veo este caso pienso por ejemplo en Endesa", ha revelado.

Ponerse la camiseta de Repsol

   En este contexto, Centella ha desvelado que el Gobierno no se ha puesto en contacto con su grupo parlamentario para explicarle la situación ni pedir su apoyo y, por tanto, desconocen los pasos que está dando el Ejecutivo español. "Pero ponerse la camiseta de Repsol no nos parece lo más adecuado", ha insistido.

   Más allá de estos movimientos, Izquierda Plural sí que ha mostrado su preocupación por los trabajadores de YPF y ha anunciado que se dirigirá al Gobierno argentino para pedirle que los empleados de la petrolera no sean los perjudicados.

   "Estamos preocupados por los trabajadores españoles, que poco han preocupado al Gobierno en otros movimientos como fusiones bancarias", ha censurado el portavoz de IU antes de insistir en pedir que los empleados de la petrolera no sean los perjudicados de esta "batalla" de "intereses privados".

Fuente: Europa Press