lunes, 2 de abril de 2012

La Cumbre de Turquía: último intento de aplicar el guión libio en Siria

Segunda edición de la alianza imperialista para atacar y dividir Siria, esta vez en Estambul (Turquía), donde ha acudido un representante del Estado español, cuando el ministro de exteriores de nuestro país se ha comprometido con los representante políticos del terrorismo en Siria en nuestro territorio (la Asociación de "Apoyo" al Pueblo Sirio) a hacer lo que haga falta para "cambiar el régimen" sirio. Recordemos que, hasta el estallido de la Primavera Árabe, España y Siria gozaban de unas magníficas relaciones. 


En la Cumbre de Estambul se insiste en aplicar el guión de intervención libio en Siria: pedir al ejercito árabe que se retire de las zonas de conflicto, garantizar la protección de las fuerzas militares de los mercenarios y terroristas, y aplicar una solución "humanitaria" que permite la pérdida del control del Gobierno sirio sobre su territorio y el fortalecimiento de los grupos militares subversivos que hayan ingresado en el país; todo esto tratan de hacerlo con la complicidad de la ONU y sin permitir que el brazo militar del CNS (terroristas) se desarme o se rinda (informa Diario del Pueblo en español).

En caso de que el guión libio fuera desechado por las potencias neocolonialistas (EE.UU., Unión Europea y Turquía, con la complicidad de Israel y los países del Golfo Pérsico) no se desestima la posibilidad de que se aplicara el guión irakí de injerencia: en las últimas semanas se ha escuchado a políticos conservadores de Estados Unidos y de la Unión Europea -entre ellos, el actual ministro de exteriores español Margallo- sugerir que se podría llegar a una intervención militar a gran escala en Siria sin consentimiento o aval del Consejo de Seguridad de la ONU. 

Por su parte, Irak, que no participa en la Cumbre injerencista de Turquía, y que mantiene, a su vez, buenas relaciones con Siria, que ha manifestado su apoyo al proceso de reconciliación nacional irakí en reiteradas ocasiones. Irak se ha opuesto al plan militarista de los integrantes de la Cumbre turca, a la vez que mantiene la colaboración anti-terrorista con Siria, relativizando los apoyos a las petromonarquías del Golfo Pérsico dentro de la Liga Árabe.

La Unión Europea no está presente en la Cumbre de Turquía, y tampoco la ONU, Rusia, China e Irán.