miércoles, 4 de abril de 2012

Las consecuencias imprevistas del colonialismo occidental: Mali

La guerra de Libia ha reactivado al islamismo radical y al secesionismo en África y Oriente Medio, pero también el contrabando, el paro y la pobreza.

El regreso de los trabajadores inmigrantes en Libia a sus países, la abundancia de armamento, la llegada de mercenarios a la región y el aumento de la criminalidad organizada, ha reactivado el frente de guerra interno en Mali contra el movimiento tuareg Azawad.

Para contener el avance del movimiento Azawad, los militares dieron un golpe de Estado en Malí el 22 de marzo que, ahora, tratan de reconducir hacia la democracia multipartidista.

Como dijo el ministro de exteriores de Niger, Mohammed Mazoum, la guerra de Libia ha transformado la región en un barril de pólvora. 

La situación, además, se ve complicada por la existencia de ciudadanos de la Unión Europea secuestrados en Mali.

Fuente: Allain Jules