miércoles, 11 de abril de 2012


Rusia exige a potencias occidentales mayor presión sobre oposición siria


mualemlavrov
(Russia Today) El G-8 tiene que presionar sobre la oposición en Siria, para que se cumpla el plan de paz propuesto por el enviado especial de la ONU,Kofi Annan, asegura el ministro de Exteriores ruso Lavrov.

Este martes el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, y el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, discutieron la tensa situación en Siria, donde no cesan los enfrentamientos a dos días del alto el fuego.


Siria ha proporcionado a Rusia las pruebas de que empezó cumplir el plan de Annan

“Siria ha proporcionado a Rusia las pruebas de que empezó cumplir el plan de Annan, en lo que se refiere al uso del Ejército y material bélico pesado en las ciudades de las ciudades”, dijo el canciller de Rusia.

Sin embargo, Rusia llama a las autoridades de Siria a cumplir el plan de Annan de manera más activa, dijo el jefe de la diplomacia rusa.


A la espera del alto el fuego

A su vez el canciller sirio dijo que la retirada de las tropas gubernamentales ya se ha puesto en marcha. “Ya hemos desplazado a ciertos cuerpos del Ejército de varias provincias del país”, aseguró Mualem, añadiendo que además las autoridades han acelerado la expedición de permisos a los periodistas y han liberado algunos opositores detenidos por participar en disturbios.

No obstante, Mualem añadió que en este ámbito se ve que va aumentándose constantemente “la actividad de los grupos armados en varias regiones de Siria”.  El diplomático precisó también que Damasco no entrará en las negociaciones con la oposición hasta que acepte el plan de Annan.


Necesidad de enviar observadores de la ONU a Siria


Además, Lavrov apuntó que Rusia propone enviar observadores internacionales de la ONU a Siria muy pronto y está de acuerdo con trasladar a ese país árabe a representantes rusos del contingente desplegado en los Altos del Golán.

Por su parte el ministro sirio declaró que el alto el fuego debe empezar simultáneamente con la llegada de la misión observadora. Además, Mualem espera que la nueva misión sea imparcial respecto a ambas partes del conflicto.

La solución del conflicto sirio, que dura más de un año, depende del cumplimiento del plan de Kofi Annan. La medida contempla que este 10 de abril ambas partes pongan fin a cualesquiera hostilidades y lograr así un alto el fuego sostenible antes del 12 de abril, fecha límite.

Sin embargo, la situación está al borde del fracaso. Los representantes de la oposición, aunque se comprometieron a cesar las hostilidades, se han negado a prestar al Gobierno garantías por escrito y ayer se produjeron nuevos enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas gubernamentales.