lunes, 16 de abril de 2012

VI Cumbre de las Américas: un circo mal montado


Concluyó la VI Cumbre de la Américas, como dijo ayer el Cmte. Daniel Ortega: "debería llamarse Cumbre de Cartajena", evento que aunque CNN trató de hacerlo más que una reunión de mandatarios, la entregá de un Oscar o un evento farandulero, sin embargo, no causó la sensación que esperaban, más bien fué el intento fallido de los imperialistas (EEUU y Canadá) por ejercer una vez más su hegemonía contra los Pueblos Latinoamericanos.
En realidad, los tiempos han cambiado, y  se encontraron con la inastencia de líderes auténticos muy influyentes en latinoamérica, con una presidenta de Brasil dispuesta a conversar a la altura frente a un Sr. Obama un poco distraido.

Y es que los líderes no son los que mandan más, o imponen más, sino los que hacen que sucedan cosas, en esta cumbre, no sucedió nada de lo que ellos quisieron que sucediera, más bien sucedió lo que los pueblos latinoamericanos quisieron, y es que le dijeron al imperio decadente, hasta hoy terminó tu hegemonía, ya no nos mandás, ya no somos tus peones, ya no eres el patrón, ya no tienes la influencia que ejercías, los pueblos han perdido el miedo, más bien los asustados son ellos, a como les escribió Rubén Darío en 1904, “Tened cuidado. Hay mil cachorros sueltos del León Español”, esos chachorros han crecido y le dicen al imperio decadente: aqui no vengas a imponer, ya no calzas en nuestra región, no calzas en nuestra cultura.

Y aun más, una voz victoriosa suena desde las profundidades de Latinoamerica: “¡no habrá otra cumbre sino está presente Cuba!”, más que una advertencia, es decirle a los que se creen los jueces del mundo, ya no vamos a permitir que sigas excluyendo a nuestros propios hermanos, somos una familia, el Alba de los pueblos, estamos unidos, es el sueño de Bolivar, es el sueño de Martí, es el sueño de Sandino, es el sueño de los pueblos latinoamericanos que se levantan para librarse de las garras del cazador, que por mucho tiempo han saqueado nuestros recursos, y ahora vienen con palabras bonitas: “Socios para la Prosperidad” a cambio de que vamos a ser socios? a cambio de nuestros recursos? y ellos nos van a traer comida chatarra a cambio? nos van a traer películas de Hollywood donde los héroes y salvadores de la humanidad es el ejército gringo? ya ese cuento está trillado, a como bien le dijo la presidenta de Brasil Dilma Rousseff a Obama: “hablemos de igual a igual”
No olvidemos las palabras de Ernesto Che Guevara: “al imperio, ni un tantito hay que confiarle” ni un tantito!

En fin, no hubo declaración final, ni se tocó el tema de las Malvinas, Hilary se fué a bailar y a tomar a un bar de Cartagena, Obama no se puso guayabera, escándalos sexuales de sus agentes de seguridad, explosiones registradas cerca de la embajada estadounidense y manifestaciones en las que se quemó la bandera de EE.UU., al final, hemos sido testigos de una pasarela en la alfombra roja de la Cumbre muy desagradable, donde los medios de comunicación serviles a las potencias imperiales trataron de ocultar a más no poder.