domingo, 29 de julio de 2012

La Iniciativa Nacional para los kurdos de Siria denuncia las declaraciones del presidente turco


Damasco, SANA

La Iniciativa Nacional para los Kurdos de Siria condenó enérgicamente las declaraciones del primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan y sus amenazas de romper en las zonas fronterizas en el norte de Siria bajo el pretexto de perseguir a los militantes kurdos leales al PKK.

En un comunicado que la agencia SANA recibió una copia del mismo, la Iniciativa advirtió al gobierno turco de cualquier violación a la soberanía siria, sea militar o de seguridad a las zonas fronterizas.

"Nosotros los kurdos como un componente esencial del gran pueblo sirio, defenderemos con todas nuestras fuerzas el norte de Siria, y convertiremos esas zonas en un cementerio para el ejército turco… y le vamos a dar a Erdogan y a su ejército fascista que practica una guerra de genocidio masivo y matanzas contra más de 25 millones, lecciones que nunca olvidará, antes de que su ejército profane un grano de tierra del suelo de Siria”, concluyó el comunicado de La Iniciativa Nacional para los Kurdos de Siria.

Los Comités Populares Kurdos: Siria será la tumba de cualquier invasor

Los Comités Populares Kurdos en Siria afirmaron que “Siria será la tumba de cada invasor que piense lanzar una agresión contra nuestra patria Siria” y que “el pueblo sirio, con todos sus espectros y componentes, afrontará esta agresión a toda costa”.

En un comunicado, los comités dijeron que “las amenazas de Recep Tayyip Erdogan quien sueña con la otomanización de la región y la implementación de su proyecto vicioso con la participación de los cuervos del Golfo, el Sionismo Internacional y el Imperialismo norteamericano, son irresponsables y será derrotado como tal como han sido derrotados sus antepasados a pesar de sus horribles masacres perpetradas contra el pueblo sirio.”

“Exigimos a los sabios y honorables del pueblo turco que ponga fin a este hombre enfermo que amenaza la seguridad de Turquía y los países vecinos, y se ha convertido en marioneta en manos de Israel”, informó el comunicado.

Los comités concluyeron su comunicado con afirmar que “las consecuencias de cualquier agresión serán desastrosas para toda la región y no excluirán a nadie”.