martes, 31 de julio de 2012

Siria acusa formalmente a Arabia Saudí, Catar y Turquía de estar detrás del conflicto armado que viven en el país

Informa Hispan TV:

Siria acusa oficialmente a Arabia Saudí, Catar y Turquía de apoyo financiero y militar a grupos terroristas.

El gobierno sirio denunció el lunes que los grupos armadas, secundados y financiados por Arabia Saudí, Catar y Turquía están cometiendo “crímenes horrendos” contra los civiles en las ciudades de Damasco (capital) y Alepo (norte).

A través de enviar dos cartas dirigidas al jefe del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y al Secretario General de la ONU, el ministerio de Exterior sirio afirmó que los rebeldes sirios están utilizando a los civiles en Alepo como escudos humanos, y matan a cualquier persona que no apoya sus crímenes.

Al acusar oficialmente a Arabia Saudita, Catar y Turquía del evidente apoyo financiero y militar a los grupos terroristas en Siria, la cancillería del país árabe instó al Consejo de Seguridad que según la Carta de la ONU, pidiera a los grupos terroristas y sus países patrocinadores que se retiren de su país y pongan fin a las actividades terroristas, así como apoyen al plan de paz de Kofi Annan.

De acuerdo con dicha misiva, no hay ninguna solución a la crisis en Siria, excepto mediante el diálogo entre los verdaderos representantes de la nación siria.

Un gran número de militantes, principalmente de Arabia Saudí, Egipto, Libia y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), se ha infiltrado en el territorio sirio, sobre todo en Alepo, desde Turquía.

El ejército sirio ha logrado retomar el control de todas las partes de la capital y en la actualidad está tratando de limpiar de elementos terroristas la ciudad de Alepo, la segunda urbe más importante del país.

Mientras Siria continúa con su lucha contra los grupos terroristas, sufre la injerencia de países extranjeros. Así, el gobierno de Riad ha intensificado su presión a Ammán para que se una a la lucha antisiria y ha cortado cortado su ayuda financiera a Jordania desde marzo del año pasado, según el diario panárabe, al-Quds al-Arabi.

Esta presión se produjo después de que Jordania se negó a apoyar a los grupos armados que luchan contra el gobierno sirio.

Desde mediados de marzo de 2011, Siria es escenario de disturbios provocados por grupos terroristas, marionetas de Occidente, cuyo objetivo es posibilitar una intervención extranjera en este país árabe y derrocar al Gobierno de Bashar al-Asad.



El apoyo sionista a la causa golpista en Siria que no falte: John McCaine (ex-candidato republicano a la presidencia de EE.UU. y su amigo Joe Lieberman (judio sionista y ex-candidato demócrata a la vicepresidencia de EE.UU.) en el "campo de refugiados sirios" de Turquía:


Por otro lado, la prensa informaba de la represión a manos de la policía turca de las manifestaciones de los sirios en los campos de refugiados de Turquía cuando pedían agua potable y otras necesidades (Hispan TV / Diario Octubre).