martes, 14 de agosto de 2012

Conferencia de los partidarios de Siria en Teherán y reunión de las países musulmanes en La Meca

La Conferencia de los partidarios de Siria se reunió el jueves 9 de agosto en Teherán (Irán) y apoyó la solución política a la crisis siria, así como las aspiraciones del pueblo sirio a la democracia, coincidiendo los participantes en que el plan de paz de la ONU es el camino necesario para la resolución de los conflictos en el país árabe.

En la Conferencia participaron 30 países (Irán, Siria, China, Rusia, Argelia, Irak, Jordania, Mauritania, Omán, Sudán, Túnez, Pakistán, Zimbaue, Afganistán, Armenia, Benín, Bielorrusia, Georgia, India, Indonesia, Kazajistán, Kirguistán, Maldivas, Sri Lanka, Tayikistán, Turkmenistán, Cuba, Venezuela, Nicaragua y Ecuador) además de la ONU, de los cuales 14 son miembros de la Organización para la Cooperación Islámica (Irán, Siria, Argelia, Irak, Jordania, Omán, Sudán, Túnez, Pakistán, Afganistán, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán).


EUROPA PRESS.- Los participantes en la conferencia sobre Siria celebrada el jueves pasado en la capital de Irán han mostrado su apoyo a las demandas prodemocráticas de la población siria y han abogado por la introducción de reformas en el país, al tiempo que han solicitado a ambas partes que cesen las hostilidades, proponiendo como fecha para ello el último día del mes sagrado del Ramadán (19 de agosto).

   En el comunicado final, los participantes han expresado su apoyo a las "legítimas demandas" del pueblo de Siria "para que se lleven a cabo reformas que construyan la democracia (en el país) y promuevan la participación política de los diferentes partidos y grupos de oposición"
.
   El documento recalca también "la necesidad de buscar soluciones políticas basadas en el diálogo nacional como única forma de resolver la crisis y poner fin a la violencia" y expresa su "grave preocupación por la continuación de los combates y las violaciones de Derechos Humanos". En este sentido, ha expresado su simpatía con las familias de las víctimas "de los enfrentamientos armados y los actos terroristas".

   El grupo ha recalcado también la necesidad de entregar ayuda humanitaria a la población "para mitigar su sufrimiento" y ha propuesto la creación de "un grupo de contacto formado por los países participantes en la reunión de Teherán para intentar alcanzar un acuerdo con el que se ponga fin a la violencia y se inicie un diálogo constructivo entre Gobierno y oposición".

   Por otra parte, los participantes han enfatizado la necesidad de "ceñirse a los principios del Derecho Internacional respecto a la no intervención en los asuntos internos de otros países y el respeto de su soberanía nacional e integridad nacional", al tiempo que han pedido que "se ponga fin a la asistencia militar a grupos armados (rebeldes)" y han advertido de los "impactos peligrosos que este apoyo pueden provocar en la paz y la seguridad regional".

   En este sentido, han mostrado su "grave preocupación" por "la entrada de conocidos grupos terroristas en el conflicto sirio" y ha advertido de "la propagación del terrorismo y sus consecuencias en la región", según el documento, publicado íntegramente por la agencia de noticias iraní FARS.

   Por último, los participantes en la reunión de Teherán han mostrado su apoyo a los trabajos de mediación llevados a cabo por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y por el exenviado especial conjunto de la Liga Árabe y Naciones Unidas para Siria, Kofi Annan. Asimismo, han pedido que se prorrogue el mandato de la Misión de Supervisió de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) "para consolidar una paz sostenible en el país".

   En la reunión han participado representantes de Naciones Unidas, Afganistán, Argelia, Armenia, Bielorrusia, Benín, China, Cuba, Ecuador, Georgia, India, Indonesia, Irán, Irak, Kazajistán, Kirguistán, Maldivas, Nicaragua, Omán, Pakistán, Rusia, Sri Lanka, Sudán, Tayikistán, Túnez, Turkmenistán, Venezuela y Zimbabue.


"Irán insta a la Organización para la Cooperación Islámica a resolver pacíficamente la crisis siria"

El canciller iraní, Ali Akbar Salehi (C) informa a la prensa a su llegada a Arabia Saudita para asistir a una reunión de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), 13 de agosto de 2012.

PRESS TV.- El Ministro de Relaciones Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, ha pedido a la Organización de Cooperación Islámica (OCI) que apuntale los esfuerzos con el fin de ayudar a resolver los disturbios en curso en Siria a través de medios pacíficos.

"Todos los países, especialmente los países de la OCI, deben unirse para resolver este problema de tal manera que ayuden a la paz, la seguridad y la estabilidad en la región", dijo Salehi en Jeddah (Arabia Saudí) el lunes en la víspera de una cumbre de la OCI en La Meca. También señaló que la República Islámica está en contra de cualquier plan para suspender la membresía de Siria de la organización de 57 miembros. "Estoy abiertamente en contra de la suspensión de la membresía de cualquier país, de cualquier organización", dijo Salehi. 

"La suspensión de la membresía no quiere añadir que se esté moviendo hacia la resolución de un problema. Lo que va a hacer es borrar el problema", dijo en referencia a los disturbios desde hace 17 meses en Siria.

La OCI es la más grande organización del mundo islámico, en su reunión de Arabia Saudí se tratarán temas importantes que enfrenta el mundo musulmán y los últimos acontecimientos en la región durante su cumbre de emergencia en La Meca, este martes. Siria ha sido el escenario de los disturbios mortales desde mediados de marzo de 2011 y muchas personas, incluyendo un gran número de personal militar y de seguridad, han muerto por la violencia.



"Los Ministros de Relaciones Exteriores de la OCI recomiendan la expulsión de Siria de la organización"

File:Flag of OIC.svg

Deustche Welle.- Los ministros de Relaciones Exteriores de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), recomienda la expulsión de Siria del bloque de 57 países.

"La decisión fue acordada por consenso con una mayoría absoluta", dijo Ihsanoglu a periodistas tras una larga reunión. La suspensión de Siria será puesta a consideración de los jefes de Estado para la "aprobación final" durante la cumbre, que se celebra el martes y miércoles, añadió.
Según una fuente ministerial árabe, sólo Irán, un estrecho aliado del régimen sirio, y Argelia están en contra de la recomendación.
"No estamos de acuerdo con la suspensión de ningún miembro de la OCI", dijo el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, a la prensa. Sostuvo que la suspensión no resolverá la crisis en Siria y que los países islámicos "deben buscar otros caminos, formas y mecanismos para resolver conflictos y crisis".