lunes, 20 de agosto de 2012

Confesiones de una colaboradora con los terroristas en Siria:



Sabah Othman, vecina de Duma, confesó haber participado con los grupos terroristas armados en su pueblo, en el Campo de Damasco, en operaciones de secuestro, tortura y asesinato de mujeres inocentes, actuando como una interrogadora asignada por los terroristas.

En confesiones difundidas por la televisión siria, Sabah Othman dijo que ella era originaria de Duma, que tenía 22 años de edad, y que se casó a los 14 años, separándose de su marido después de tres años de casados.

Agregó que había conocido a un hombre llamado Alaa Mahfoud, de Harasta, con el pretexto de que él quería casarse con ella, quien a su vez le presentó a dos armados pertenecientes a un grupo dominado ¨Louaa al-Islam¨ (*), quienes la presentaron al líder del grupo ¨Louaa Zahran Alloush¨, quien la asignó como una interrogadora de mujeres secuestradas.

Othman dijo que los armados traían a las mujeres para que ella las interrogara, dándole la autoridad a ella de golpear a las mujeres secuestradas que no respondían a las preguntas, agregando que otra mujer la ayudaba en este trabajo.

Asimismo, confesó que tras terminar el interrogatorio con las víctimas, aparecían los militantes quienes a su vez trasladaban a las mujeres a un lugar desconocido y las asesinaban a sangre fría, arrojando después sus cuerpos.

¨Los armados degollaban a las mujeres secuestradas y arrojaban sus cuerpos cerca de un matadero¨, agregó.
Igualmente, dijo que la primera mujer que fue interrogado se llamaba Samira Assaf, madre de cuatro hijos, quien fue degollada y arrojada cerca de un matadero donde su cuerpo fue consumido por los perros callejeros, señalando que los terroristas filmaban los incidentes en vídeo.

Othman contó que la segunda mujer que fue interrogada, se llamaba Dunia Omar, y fue asesinada por un disparo en la cabeza, siendo su cuerpo arrojado cerca de una alcantarilla en la zona de al-Shifouniye, mientras que la tercera mujer, se llamaba Fadia Daher, residente de Deir Zor, y esta mujer fue ofrecida como obsequio a su líder Alloush por los terroristas, quien la violó y torturó utilizando la electricidad antes de asesinarla.

La terrorista Othman añadió que los terroristas fingían ser religiosos pero en realidad eran adictos a las drogas y secuestraban a las mujeres sin mostrar ningún signo de remordimiento.
Othman concluyó advirtiendo a otras mujeres de la asociación con terroristas porque es muy probable que las maten como lo han hecho con las otras mujeres que han secuestro, especialmente cuando hayan dejado de ser útiles, con el fin de encubrir a sus crímenes.


(*) ¿Quiere decir "Liwa al-Islam", bandera del Islam, en árabe?