miércoles, 1 de agosto de 2012

El distanciamiento entre los presidentes turco y sirio analizado por el lider del partido de la felicidad turco

Saadet parti amblem.pngEl líder del partido Saadat (Felididad) de Turquía, Mustafa Kamalak, ha criticado este martes las políticas hostiles del primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, contra Siria, y las ha considerado amenazas en contra de su país.

Durante una ceremonia celebrada en la ciudad de Zonguldak, sita en el norte de Turquía, Kamalak ha manifestado que Estados Unidos es el causante de los disturbios en Siria y ha aseverado: “El Gobierno de Ankara obedece las políticas de su aliado, Estados Unidos, en lo que respecta al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad y actualmente Turquía está a punto de caer en el atolladero de la guerra”.

Además se ha referido a la relación cercana entre Erdogan y Al-Asad antes del inicio de la crisis en Siria y ha destacado: “¿Cómo es posible que una relación tan familiar y amistosa se haya convertido de la noche a la mañana en una desconcertante enemistad?”


“Debido a las políticas falsas del Gobierno de Erdogan, Turquía enfrenta una situación parecida a Siria y aun más peligrosa de la que enfrenta con los integrantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak así como dentro de Turquía”, ha expresado Kamalak.

Desde 1984, el PKK y el Gobierno turco mantienen un conflicto armado que, hasta el momento, ha dejado decenas de miles de personas muertas.

Las relaciones entre Ankara y Damasco se han deteriorado constantemente desde el inicio de los disturbios en Siria, mediados de marzo de 2011, especialmente, desde el pasado 22 de junio, cuando las fuerzas sirias derribaron un avión de combate turco, el Phantom F-4, por haber sobrevolado las aguas territoriales de Siria en el mar Mediterráneo, cerca de la provincia costera de Latakia, sita en el oeste del país árabe.

El Gobierno de Al-Asad, intenta devolver la seguridad y restablecer la tranquilidad en su territorio, a través del cumplimiento del plan de paz del emisario especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, empero, asegura que algunos países occidentales y árabes generan violencia en el país a través del suministro de armamento y el financiamiento de los grupos armados.