viernes, 24 de agosto de 2012

Entrevista a la periodista Yara al Saleh-Abbas para la Red Voltaire

La periodista del canal sirio privado Al-IkhbariyaTV Yara al Saleh-Abbas cayó en manos de los Contras del Ejército «Sirio Libre» (ESL) junto con tres de sus compañeros de trabajo. Los Contras la tomaron como rehén, lo cual provocó en Europa una amplia movilización a favor de su liberación en la que se exigió al presidente francés que le salvara la vida presionando a sus amigos del ESL. Liberada finalmente por sus compatriotas del ejército nacional sirio, Yara Saleh aceptó responder a las preguntas de la Red Voltaire.

Varios cientos de hombres del Ejército «Sirio Libre», miembros de diferentes grupos salafistas y takfiristas, convergieron en la localidad de Al-Tal, el pasado 20 de julio. La mayoría no eran sirios.

Algunos habitantes del lugar, partidarios de la democracia, los acogieron creyendo compartir los mismos objetivos. Los atacantes asaltaron el puesto de policía de Al-Tal y lograron hacer prisioneros a los policías, varios de los cuales resultaron heridos. Pero los atacantes sólo aceptaron llevar al hospital a los funcionarios sunnitas y no permitieron que los demás recibieran atención médica. Rápidamente, el nuevo Consejo Revolucionario de Al-Tal impuso una ley sectaria. La población huyó entonces de la localidad, empezando por los mismos que habían acogido al ESL con los brazos abiertos, cuando aún creían en las promesas occidentales.

Los atacantes tomaron como rehenes a una treintena de civiles, incluyendo a los miembros de un equipo del canal sirio Al-IkhbariyaTV que había llegado al lugar de los hechos, y se atrincheraron en la localidad. Dispersaron a los rehenes en diferentes edificios y los cambiaban de lugar diariamente.

Cuando creían que iban a lograr allí un Emirato islámico, el Consejo Revolucionario, bajo las órdenes de un desertor, fue informado de un ataque inminente del ejército nacional. En un video grabado especialmente, mostro a los periodistas y exigió el retiro de los puntos de control alrededor de Al-Tal, esperando que ello le permitiría huir de la localidad. Al no lograr sus demandas, recibió a través de un teléfono satelital la orden de desplazarse con sus hombres hacia otra localidad.

En la noche del 15 al 16 de agosto, entre 500 y 700 hombres acompañados de los rehenes que consideraron más valiosos, atravesaban la campiña en fila india cuando varias bengalas iluminaron la noche permitiendo al ejército nacional abrir fuego y poner fuera de combate a más de 200 yihadistas en unos minutos.

Yara Saleh, periodista de Al-IkhbariyaTV que llevaba 6 días secuestrada, tuvo el reflejo de tirarse al suelo para protegerse. Los demás rehenes, que seguían prisioneros en Al-Tal, fueron liberados esa misma mañana.



JPEG - 4.4 KB