sábado, 11 de agosto de 2012

Huidas, deserciones, mentiras y traiciones

Aunque nos hemos educado en la presunta superioridad de Occidente, lo cierto es que fue Occidente quien recurrió muchas veces a Oriente para aprender e importar innovaciones de todo tipo, también políticas.

Las relaciones entre griegos y persas, particularmente, esteriotipadas hasta la naúsea por la propaganda, fueron justamente inversas a cómo se nos ha contado: los griegos fueron los que incluyeron a los persas en su área política, económica y cultural hasta que, finalmente, Persia se vio obligada a embarcarse en el mundo helenístico, presionada por los diferentes grupos de refugiados que habían llegado a su territorio y buscado la ayuda de los persas para volver a su patria (*). 

El Occidente griego y romano trató por todos los medios de extender sus conquistas hacia el Oriente, primero conquistando la ribera del Mediterráneo Oriental, luego adentrándose en Mesopotamia (el territorio entre los ríos Tigris y Eufrates). 

Sin embargo, esta pretensión occidental siempre chocó con el empuje de los pueblos orientales hacia la meseta iraní, y se vió mermada por el alejamiento occidental de sus centros de poder.  

La reacción del Islam al envite de Occidente, en cambio, llevó la cultura árabe y musulmana hasta los Pirineos (S. IX) y los Alpes (S. XVII).

La Roma del S. XXI, EE.UU., vuelve por los viejos pagos del imperialismo occidental y también trata de conquistar el Oriente árabe y persa, garantizándose el control de los recursos naturales de la región y de las vías de comunicación entre el Este y el Oeste -para ello cuenta con sus particulares Reinos-Vasallos como son las Monarquías Árabes.

La Roma del S. XXI se embarca en la conquista de Oriente no sin antes echar mano, ella también, de los refugiados orientales que han ido llegando a su territorio. 

A estos refugiados les ha ido asignando una serie de tareas para preparar su desembarco, ánimados ellos por las perspectivas de volver a su patria entre vítores y aplausos.

Aunque su corazón pueda estar puesto en la patria, su mente está en los pingües beneficios que de la empresa conquistadora serán partícipes. Mientras hunden a sus países en la más abominable de las humillaciones. 



(A la izquierda el despótico juez Mustafá Abduljalil pidiendo a la OTAN que le relegue de estar al frente del CNT libio en cuanto pueda, a la derecha el Gran Muftí de Jerusalén, Hajj Amin al-Husayni, pasando revista al Ejército "Libre" de Bosnia en la II Guerra Mundial)

Tras la Guerra de los Seis Días, que enfrentó al Estado de Israel con Siria, Jordania y Egipto, Siria perdió los Altos del Golán. También la derrota en aquella guerra le produjo a Siria la primera huida significativa de funcionarios acompañados de sus familias, sin contar con la población residente en el territorio sirio que pasaba a administrar el Estado de Israel como país ocupante.

Los que huyeron de Siria, se establecieron, en primer lugar, en Líbano, y de ahí emigraron a Europa Occidental.

Entre estos refugiados sirios que llegaron a Europa Occidental se encontraba Bassma Kodmani, hija de un funcionario del ministerio de asuntos exteriores. Kodmani se especializó en relaciones internacionales en Francia. Junto a su padre, trabajó en la ONU. Más tarde, pasó a trabajar para la Fundación Ford.

La Fundación Ford la puso a trabajar en el campo de los países árabes. Al frente de la "Iniciativa para la Reforma Árabe", a partir del mandato de Bush hijo (2000-2008), Kodmani trabajó en las políticas de liberalización de los países árabes. Esta "iniciativa" liberalizadora del mundo árabe tenía por objetivo conectarlo a la globalización y crear una red de agencias "democratizadoras" en los países árabes. Esta iniciativa contaba con el apoyo de centros de investigación en EE.UU., la Unión Europa y los países árabes.

Tras la formación del "Consejo Nacional Sirio" (CNS) en otoño del 2011 en Estambul (Turquía), Kodmani aparece formando parte del equipo directivo de la organización.  Por esas fechas aún asume que la "revolución" siria se trata de una revolución "pacífica", tal y como era el discurso oficial del CNS en su fundación. Meses más tarde, este pacifismo de partida se torna en un pacifismo "armado": según Kodmani, la alternativa era una revolución armada o una intervención militar directa del extranjero (tal cual).

Algunas de las acciones más controvertidas de Kodmani fueron su presencia en el último encuentro del Club Bilderberg en Virginia (EE.UU.) o sus declaraciones garantizando las buenas relaciones del CNS con el Estado de Israel ("Nosotros necesitamos a Israel en la región") (**). 

Mucho menos glamourosa pero, quizá, igual de emocionante o más, es la historia de los militantes islamistas sirios que acabaron en las filas de Al Qaeda, como, por ejemplo, Mustafá Setmarian, alias Abu Musaf al-Suri.

Después de la insurrección fracasada que la Hermandad Musulmana de Siria protagonizara en Hama en 1982, Mustafá Setmarian huyó de Siria y se estableció en España, donde se casó con una ciudadana del Estado español, por lo que alcanzó la nacionalidad española. Aquí se integró en las filas de la red internacional del terrorismo musulmán, involucrándosele en el atentado que sufrío un restaurante próximo a la base aérea de Torrejón de Ardoz, entonces compartida con EE.UU., en 1985. De España fue a luchar en la guerra de Afganistán en la década de 1980. EE.UU. lo arrestó a comienzos de la década de 2000 y se lo entregó a las autoridades sirias. Parece ser que fue liberado en una acción de comandos de las cárceles sirias en el otoño del año pasado, y se cree que actualmente es uno de los líderes de Al Qaeda en Siria (***).

Qué duda que, en la medida que nos acercamos en el tiempo, los huidos de Siria y prófugos de su justicia se vuelven cada vez más interesantes. Como es el caso de Abdul Khalim Khaddam, ex-vicepresidente de Siria, para quien las autoridades del país árabe notificaron una orden de busca y captura a la Interpol (por el mismo procedimiento, las autoridades españolas también buscan a Mustafá Setmarian). Siria le busca bajo las acusaciones de traición (conspiración con países extranjeros para invadir el país) y corrupción. 

Abdul Halim Khaddam

Desde mediados de la década de 2000, y coincidiendo con la puesta en marcha del programa "Iniciativa para la Reforma Árabe", EE.UU. viene trabajando en un cambio de régimen en Siria. En un primer momento, se ha acusado a Siria junto con Irán de patrocinar el terrorismo internacional. Ahora bien, EE.UU. también estaba embarcada en la postguerra irakí, por lo que también sopesaba el papel de Siria e Irán a la hora de estabilizar la región y combatir el verdadero terrorismo islamista, es decir, a Al Qaeda. De esta forma, EE.UU. aplicó un tira y afloja con Siria que combinaba sanciones, diplomacia y conspiración en la sombra

Las huidas y abandonos de sus puestos del último año tienen que ver directamente con la guerra encubierta que el imperialismo internacional viene ejerciendo en Siria, a través de mercenarios reclutados en todo el mundo, bien mediante las redes islamistas, bien mediante las empresas contratadas al efecto como Blackwater (que se dio a conocer con la guerra de Irak); este guerra no sería posible sin la complicidad de países y actores políticos regionales -algo que últimamente ha reconocido el propio "Consejo Nacional Sirio"

Las fortísimas presiones que han sufrido los funcionarios, militares y el pueblo, en general, de Siria se enmarcan dentro de la guerra psicológica que Occidente (fundamentalmente, EE.UU. y la Unión Europea) desplegó en Siria, después de haber conseguido derrocar al Gobierno de Muammar El Gadhafi en Libia, con los mismos objetivos que en Libia, y apoyada por grandes medios de comunicación árabes (que también habían participado en el derrocamiento de Gadhafi). 

Estas presiones han incluido las amenazas, el sabotaje y los asesinatos selectivos, no sólo de funcionarios o militares, sino también de profesionales, incluyendo también la utilización de "escuadrones de la muerte" que atacaban indiscriminadamente a la población con el objeto de sembrar el terror; de todo ello la Radio y Televisión públicas españolas han mantenido un vergonzoso y culposo silencio, limitándose a culpar al Gobierno sirio por esta situación, de la misma forma que lo hacían los terroristas reclutados y pagados por el terrorismo internacional.

A pesar de todas estas previsiones, el pueblo sirio ha hecho frente a la agresión imperialista en su territorio, manteniendo el espíritu cívico, colaborando en el conforte y ayuda de sus compatriotas y, como ha ocurrido en Alepo, formando comités populares de auto-defensa, al igual que los kurdos sirios, para repeler los ataques de los mercenarios-terroristas, y que, perversamente, estos mercenarios-terroristas, y sus medios de comunicación (Al Jazeera, Al Arabiya, RTVE) han confundido con los mismos "escuadrones de la muerte" que introducía el imperialismo en Siria (****).

Dentro de la campaña mediática, se han difundido rumores sobre deserciones y abandonos, que luego se demostraron falsos, pero que fueron magnificados por los medios de comunicación al servicio de los mercenarios-terroristas, como fueron falsas las noticias de la deserción del jefe de inteligencia del Estado sirio, de varios miembros del Gobierno sirio o del jefe de protocolo de la Presidencia.

Los que no se dejaron comprar, o no sucumbieron a las amenazas, el miedo y las mentiras propagadas por imperialismo y sus secuaces, fueron objeto de sus ataques y, en algunos casos, cayeron martirizados bajo su violencia asesina:
- Masacres en Damasco, en Deir Zour, en Houla, en Hama, en Al Treseh, en Yalda (barrio de Damaco), en Alepo, en el campo de Homs, en Yandar (también en las cercanias de de Homs) (*****)
- El presentador Mohamad Said de la TV siria (anteriormente se había producido el ataque mortal a la sede de la TV siria Al Ikhbaria, llevada a cabo por un comando que salió de Turquía)
- El jefe del programa de misiles sirio, profesor universitario, junto a toda su familia.

Desgraciadamente, no todos los hijos e hijas de Siria pudieron estar a la altura de estos tiempos,  pero si esto es comprensible y disculpable en el caso de ciudadanos anónimos que han tratado de seguir con sus vidas, lo es menos en el caso de hombres de Estado y de la milicia que se comprometieron en servir a su país antes que a sí mismos. Casos particulares de esta deshonra para ellos y para su pueblo son los de: 

Desde luego, cualquier país que cayera en manos de semejantes personajes, sin honra y sin honor, sería un país dividido y enfrentado a una guerra sin fin, que generalizaría los escenarios que hoy vivimos en Irak, en Afganistán o en Libia.


No a la Guerra Imperialista (11-08-2012)


(*) El escritor norteamericano Gore Vidal (recientemente fallecido) recrea la vida de los expatriados griegos en la corte persa en su novela histórica "Creación".
(**) Desde la Guerra de los Seis Dias (1967), Siria mantiene un conflicto territorial con la entidad sionista en Oriente Medio, Siria reclama para su resolución la vuelta a las fronteras anteriores a la guerra, así como la devolución de los Altos del Golán, tal y como ha demandado la Asamblea General de las Naciones Unidas, (la última vez, en diciembre del año pasado).
(***) Las investigaciones de los atentados del 11-S de Nueva York lo acusaron de cómplice necesaria en la preparación de los atentados. Por su parte, el ex-juez Baltasar Garzón lo ha buscado para testificar sobre los atentados del 11-M en Madrid.
(****) Los "escuadrones de la muerte" fueron trasplantados por EE.UU. de América Latina a Oriente Medio durante la guerra de Irak en la llamada "Opción El Salvador"
(*****) Tanto la ciudad de Homs como sus cercanías ha sido una zona especialmente castigada debido a la proximidad del Líbano, de donde llegan refuerzos a los terroristas y que les sirve de refugio a sus "escuadrones de la muerte".


Otros documentos de interés:
Comité Europeo de Derechos Humanos Faisal Segio Tapia: "Más de 600 niños asesinados por mercenarios en Siria desde marzo de 2011"
Ministro de Estado sirio para Asuntos de la Reconciliación Nacional: "La crisis siria es inusual y es ajena a la naturaleza de la sociedad siria"