sábado, 25 de agosto de 2012

IRÁN: “La economía de resistencia es la única fórmula para el progreso del país”

El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyyed Ali Jamenei manifestó que la “economía de resistencia” es la única vía para proseguir la senda del progreso.
Durante un encuentro con motivo de la Semana del Gobierno en el cual asistieron el Presidente Mahmud Ahmadineyad y los miembros de su gabinete, el Ayatolá Jamenei manifestó que la economía de resistencia es el único camino para que el país continúe sus avances.

Utilizando todos los recursos gubernamentales y no gubernamentales, luchando contra la corrupción, haciendo todo lo posible para resolver los problemas relacionados con los medios de vida de la gente, respaldando la producción nacional, y evitando el consumo desmesurado, son algunos de los requisitos de esa economía de resistencia, sostuvo.

Describiendo la Semana del Gobierno como una oportunidad para reconocer los servicios prestados por el poder ejecutivo y las autoridades, el Ayatolá Jamenei añadió que también es una oportunidad para evaluar los puntos fuertes y débiles del mismo.

También pidió al Presidente y a sus Ministros que hicieran un uso racional del tiempo restante hasta el final de ese décimo mandato gubernamental.

Hasta el final del año, pueden realizarse trabajos muy importantes, añadió.

Señaló que las potencias arrogantes habían utilizado todo su poder para que Irán renunciara a sus posiciones, y por eso el gobierno debe hacer usos de todas sus capacidades para frustrar la falsa ilusión de los enemigos.

A pesar de los problemas a los que se enfrenta la sociedad, el país sigue adelante, dijo el Líder Supremo, elogiando la conocida actividad intensa de los miembros del gabinete.

En relación al fracaso de los complots de los extranjeros, el Líder Supremo también advirtió al gobierno: “Mantened siempre en mente que las potencias nunca abandonarán su enemistad y buscarán nuevas fórmulas, unas tras otras destinadas al fracaso”.

Por ese motivo, las autoridades deben buscar nuevas medidas para luchar contra las amenazas, añadió el Ayatolá Jamenei.

Advirtiendo al gobierno, también les instó a revisar los puntos débiles y luchar para eliminarlos.

El Ayatolá Jamenei enumeró las grandes obras de desarrollo, el notable progreso en los ámbitos de la ciencia y la tecnología, la mejora de la posición de Irán en el ámbito de la política exterior y evitando la vida lujosa, llevando una vida sencilla, como algunos de los puntos fuertes del gobierno.

Pidió igualmente que el gobierno elaborara programas para eliminar los problemas de subsistencia que afronta una parte de la sociedad.

Capacitar el sector privado es uno de los pilares de la economía de resistencia, destacando que las políticas del artículo 44 de la Constitución deben ser seria y meticulosamente respetadas.

Insistiendo sobre esa economía de resistencia, el Ayatolá Jamenei afirmó que adheriéndose a ella, no sólo se mantendrá el país en el camino del desarrollo, sino que también se reducirá la vulnerabilidad del sistema económico.

El Líder Supremo pidió a las tres ramas del poder que mantuvieran la interacción y coordinación en sus actividades.

El Presidente Ahmadineyad, a su vez, también presentó un informe sobre las medidas y acciones adoptadas por su gobierno en varios campos.
 
Destacó que el gobierno sigue comprometido con los principios de justicia, servicio público, y se esfuerza en promover la lealtad a los valores revolucionarios del país.