lunes, 20 de agosto de 2012

La ONU pide a EE.UU. que investigue sus ataques con drones..

mientras deshoja la margarita de si condena a EE.UU. por estos ataques


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) urgió el domingo a Estados Unidos a abrir una investigación independiente sobre los ataques realizados por sus aviones no tripulados (drones) en diferentes lugares del mundo, y en caso de no hacerlo, el organismo mundial se vería obligado a intervenir. 

El relator especial de la ONU sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson, hizo referencia a las crecientes presiones mundiales a las que se enfrenta EE.UU. por los ataques de sus drones, y afirmó que está preparando un informe acerca de este asunto, que será una cuestión prioritaria dentro de la agenda política de la ONU hasta que se obtenga algún consenso y transparencia al respecto. 

Emmerson hizo hincapié, asimismo, en la necesidad de que el país norteamericano establezca un mecanismo a través del cual se someta a una investigación imparcial, y si así no lo hiciera, la ONU debería hacerlo mediante el Consejo de Derechos Humanos, la Asamblea General y la Oficina del Alto Comisionado. 

Por otro lado, también atacó a la administración del presidente estadounidense, Barack Obama, por no confirmar ni negar la existencia de los drones, y por permitir que oficiales de alto rango justifiquen el uso de los mismos en las entrevistas que se les realizan. 

Emmerson destacó que el Gobierno estadounidense se enfrenta a un gran número de demandas judiciales en su contra por estos ataques en varios puntos del orbe como el Reino Unido, Paquistán y el propio territorio estadounidense. 

De acuerdo con el Centro de Derechos Constitucionales (CCR, por sus siglas en inglés), alrededor de 2.500 personas han perdido la vida debido a los ataques perpetrados por aviones no tripulados desde enero de 2009, cuando Obama asumió la presidencia de EE.UU. 

EE.UU utiliza los drones en situaciones de guerra y en misiones de espionaje en varios países, entre ellos Yemen, Somalia, Afganistán y Paquistán. Washington alega que los ataques que lleva a cabo con este tipo de aeronaves tienen como principal objetivo miembros de grupos armados, sin embargo, parece ser que la realidad es otra, pues un gran número de civiles mueren a diario como consecuencia de los ataques de los drones estadounidenses. 

Fuente: Hispan TV

Drones asesinos para la «kill list»


Según el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, tienen que defenderse de quienes lo atacan, rechazando así las protestas sobre el aumento de los ataques de los aviones estadounidenses teledirigidos [drones] en Pakistán.
Según Panetta, los pakistaníes tienen que entender que los Predators también están ahí para protegerlos a ellos. Vuelan sobre sus cabezas, teledirigidos desde el territorio estadounidense, a más de 10 000 kilómetros de Pakistán, para lanzar sus misiles Hellfire (Fuego infernal) contra los peligrosos terroristas que se esconden en territorio pakistaní.
Después de una estancia en Pakistán, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, llegó a la conclusión opuesta: los ataques con drones, que tienen lugar prácticamente cada 4 días,«provocan la muerte indiscriminada de civiles, lo cual constituye una violación de los derechos humanos». Dichos ataques plantean además graves interrogantes en materia de derecho internacional ya que se realizan «fuera de todo mecanismo de control civil o militar». Pillay solicita por lo tanto que se abra una investigación oficial. La acusación ha sido secamente rechazada por el presidente Obama, quien asegura que los ataques con drones –que también se desarrollan en países como Afganistán, Irak, Yemen y Somalia, entre otros– «no provocan muchas bajas [entre los] civiles» y que dichos ataques se hallan «bajo estrecho control».