lunes, 27 de agosto de 2012

Última hora: el Estado de Colombia y las FARC firman un acuerdo para iniciar un diálogo formal por la paz

Tras casi medio siglo de conflicto armado, el Gobierno de Juan Manuel Santos firmó en La Habana un acuerdo para iniciar diálogos formales de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 

Las negociaciones entre las partes comenzarían en octubre en Oslo, Noruega, y tendrían como mediador al ex presidente colombiano César Gaviria.  

La información fue revelada por el director de noticias de la cadena de radio RCN, el ex vicepresidente Francisco Santos, primo del actual presidente Juan Manuel Santos, quien dijo que el Gobierno anunciará la apertura del diálogo "en los próximos días". 

"La agenda de negociación entre el gobierno y las FARC tendría seis temas básicos, pero por primera vez se hablaría de asuntos como la desmovilización de guerrilleros, cese de hostilidades y entrega de armas, asuntos que han limitado en el pasado las conversaciones", señaló Francisco Santos al entregar la información.

 Francisco Santos dio a conocer detalles de lo que se supone es un secreto de Estado, pero de cuyo progreso depende el futuro político del país sudamericano. A fines de la presente semana el Gobierno colombiano estará haciendo público el proceso de diálogo con las FARC. 

Por su parte, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe dijo a RCN que “con el terrorismo lo único que hay que negociar es el sometimiento a la justicia. Es una ofensa a la democracia”. 

En un video divulgado por la agencia de noticias Anncol y enviado a todos los medios de comunicación, el máximo jefe de las FARC, Alfonso Cano, anunció en agosto del 2011 el deseo de la guerrilla de emprender diálogos de paz que pongan fin a la violencia que vive Colombia desde hace casi medio siglo. En un comunicado emitido el pasado 19 de abril, reiteraron su disposición a iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno presidido por Juan Manuel Santos. Subrayaron que la reincorporación a la vida civil implica y exige una Colombia distinta, por lo que confían “en que sea esa la voluntad oficial. 


Fuente: Actualidad RT