lunes, 3 de septiembre de 2012

Pagan 3000 dólares mensuales por preparar atentados en Siria

ahmed-al-aseer
El mercenario palestino-libanes Mohammed Walid al-Asadi confesó haberse infiltrado en Siria con un grupo formado por 15 individuos para perpetrar actos de terrorismo en este país, después de haber recibido entrenamiento militar a manos del movimiento salafista en el Líbano, liderada por Ahmed Al-Aseer quien supervisaba un campamento para entrenar mercenarios en Sidón, antes de ser enviados a Siria y el cual es financiado por Arabia Saudita, Qatar y la Corriente de El Futuro (al-Mustakbal).

En confesiones televisadas hoy por la emisora estatal siria, el terrorista al-Asadi dijo que el jeque Adnan les ordenaba ayudar a los rebeldes en Siria para cometer atentados.

¨Comenzaron a adiestrarnos físicamente y al uso de armas en la misma mezquita, y Osama Iskandarani, Mohamad Iskandarani y Ahmed Abu Soltanieh eran quienes nos entrenaban así como había una cuarta persona llamada Mohammed, conocido como Abu Omar que nos supervisaba y él había recibido entrenamiento en Libia por un año y adiestraba a los entrenados en las técnicas de combate“, agregó.

Al-Asadi dijo: “El financiamiento provenía de Arabia Saudita y Qatar, y nos han asignado un estipendio mensual de $ 3 mil dólares.”

El terrorista añadió “Los que nos financiaban y entrenaban pertenecían a la Corriente El Futuro, liderada por Saad Hariri, quien también les proporcionaba dinero y resolvía sus problemas con las autoridades con ayuda de la diputada Bahia Hariri”.

“Nos reunimos con el jeque Adnan en la casa, y él entregó a cada uno de nosotros un documento en el que figuraban los nombres de los enlaces en Siria que son colaboradores de aquellos que suministran dinero desde Arabia Saudita y nos pidió que contactáramos con ellos después de entrar en Siria”, agregó el mercenario.

Al-Asadi continuó diciendo: “Kanaan nos entregó a los sirios en Wadi Khaled quienes a su vez nos infiltraron desde Talkalakh en Siria a través del río, donde había una persona llamada Abu Adnan quien era responsable en esa área de dar acogida a los (muyahidines), su formación, su provisión de armas y los distribuía a las provincias sirias”.

Más tarde reveló: “En una ocasión, Abu Adnan llegó al campamento y yo estaba sentado con mis amigos y me dijo que yo tenía que realizar un atentado suicida en Latakia y me mostró la foto de una persona pero no me dijo su nombre aunque me dio su número.”

“Al día siguiente alguien vino de parte de Abu Adnan, y me llevó a la carretera Homs-Tartous, donde había un taxista esperándonos, quien me llevó a las inmediaciones de la ciudad de Latakia, cerca de una gasolinera donde me vio una patrulla de seguridad y me detuvieron“, agregó.