jueves, 17 de enero de 2013

Imperialismo “humanitario” Occidental en Mali: esta vez los malos son los islamistas-separatistas


Por I. Larrea [traducido del euskara]

Libia gorripidea rk.jpg

Irak, Afganistan, Libia, Siria… después de convertirlos en un caos de sangre ha llegado inesperadamente la hora de Mali. La República Francesa está bombardeando Mali, según dicen, para proteger a sus habitantes de los “malos” de turno.

Ahora los malos malísimos dicen que son unos integristas-separatistas que quieren imponer la sharia en Mali. Qué extraño…. ¿No están Francia y el resto de Estados Occidentales apoyando a los islamistas para derrocar al gobierno Sirio, como hicieron en Libia? ¿Los islamistas de Libia y Siria son “buenos” y los de Mali malvados? Dejemos las respuestas a estas incómodas preguntas para más adelante.

En el proceso de descolonización del pasado siglo la República  Francesa creó artificialmente el Estado de Mali incluyendo en él al pueblo Tuareg, Azawag, al norte del nuevo Estado. El 6 de abril de 2012 el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) declaró la independencia de su país. Una vez declarada la independencia surgieron los conflictos entre el MLNA y los Tuareg islamistas.

De cualquier manera, la declaración de independencia de Azawad no ha sido del gusto de los Estados imperialistas Occidentales, ni tampoco de los países de la Unión Africana. Todos ellos se han posicionado en contra de la independencia. A partir de ahí se ha desarrollado la habitual farsa previa a cualquier agresión militar; creación de la “opinión pública” en los medios, conseguir el visto bueno (y si no se consigue prácticamente da lo mismo) de la ONU y, ¡alehop!, Ya tenemos a los bombarderos de un Estado Europeo exportando democracia para civilizar a unos cazurros atrasados. Como en las Cruzadas, como cuando los españoles llegaron a América, como ….. siempre.

Por ahora no está muy claro cual es la excusa principal del ataque militar; acabar con la independencia de Azawad o impedir un Estado islámico en Mali. O ambas dos.

Pero a estas alturas todos sabemos cuál es el motivo real de esta invasión, como en todas, controlar las riquezas naturales y el Gobierno de Mali. Y esta vez nos presentan este ataque imperialista como la lucha contra el “terrorismo yihadista”. Como hicieron con Afganistán.

Y esta excusa me recuerda varias cosas.

muntaia mali.jpg

Imperialismo Occidental e islamismo

El imperialismo del siglo XXI en su relación con el islamismo utiliza un cinismo tamaño extra grande; algunas veces utiliza el islamismo como aliado contra organizaciones de izquierda o contra gobiernos “enemigos”. Otras veces son presentados como el enemigo que justifica la invasión.

-Afganistán: en la década de 1980 gobernaba en Afganistán un partido que se definía de izquierdas y progresista; el Partido Democrático Popular de Afganistán apoyado por los soviéticos. Contra ellos se sublevaron los que ahora conocemos como los talibanes, apoyados masivamente por los Estados Occidentales que los denominaban como “combatientes por la libertad” (incluido Bin Laden). Después de echar a los soviéticos y acabar con el gobierno de izquierda los talibanes llegaron al poder.

En 2001 EEUU con el apoyo de otros Estados Europeos invadió Afganistán para echar del gobierno a quienes 20 años antes había denominado como “combatientes por la libertad”. Antes de eso, nuestros medios de comunicación nos enseñaron lo malos que eran ahora los talibanes, por ejemplo; obligaban a las mujeres a llevar burka y destruyeron los budas gigantes. El feminismo y la cultura como excusas imperialistas. Y la invasión y la guerra continúan hasta hoy día.

Resumiendo; para echar a un gobierno de izquierda el imperialismo occidental y el islamismo se unieron. Una vez conseguido el objetivo empezaron a ostias entre ellos.

-Libia: por la cercanía en el tiempo no veo necesario ningún repaso histórico. El imperialismo occidental, con la República Francesa de Sarkozy a la cabeza y la OTAN de mamporrero, y las Monarquías del Golfo fueron de la mano para acabar con el gobierno “enemigo” antiimperialista de Gadafi.  Apoyaron militar, económica y políticamente a los diversos grupos islamistas, y ahora, destruido el gobierno de Gadafi,  de nuevo han empezado a darse leña mutuamente.

Recordemos que para facilitar el ataque nuestros medios además de repetir incansablemente todas las mentiras posibles contra el Gobierno libio, nos presentaban la cara amable de los islamistas: “revolucionarios”, “rebeldes por la libertad”, etc.  Como hicieron en Afganistán.

Resumiendo: para acabar con un gobierno “enemigo” y antiimperialista los islamistas y el imperialismo occidental volvieron a unir sus fuerzas. Una vez conseguido el objetivo vuelven a darse de tortas.

-Siria: lo que está ocurriendo es una copia muy parecida a lo ocurrido en Libia. Se han unido el islamismo controlado por Turquía, país miembro de la OTAN, el salafismo controlado por las Monarquías del Golfo y las potencias Occidentales, nuevamente con Francia a la cabeza (esta vez con Hollande) para acabar con el Gobierno sirio antiimperialista de Al Assad. Esta vez no consiguieron el beneplácito del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia y China, al contrario de lo que hicieron en Libia, votaron en contra) y sus planes se han ralentizado.

En esta ocasión nuevamente se ha intentado ocultar en nuestros medios la cara más tenebrosa de los islamistas. Pero como el conflicto se está alargando más de lo previsto, cada vez se les hace más difícil ocultar las matanzas que cometen los aliados islamistas de Occidente y el proyecto político que tienen para Siria: la Sharia. Por eso ahora están intentando vendernos la diferencia entre islamistas “moderados” (el Ejercito Libre Sirio controlado por Turquía) y los islamistas “malos”, los de Al Qaeda.

-Mali: ¿Por qué el islamismo que Occidente ha patrocinado en Libia o Siria es bueno y el de Mali es malo? En todo caso ¿justifica eso una sangrienta agresión militar? Parece que sí, pero todos sabemos cuál es la verdadera razón; el oro, el uranio….

Cinismo, hipocresía, crueldad, salvajismo… a niveles colosales para robar en esos lugares creando un sufrimiento sin medida. Con nuestros votos.

mali bon.jpg

¿Y nosotros? ¿Estamos engañados?

Las enormes manifestaciones contra las invasiones de Irak y Afganistán fueron las últimas denuncias masivas antiimperialistas realizadas en Europa. Después, Libia, Siria, ahora Mali… casi nadie se mueve. El imperialismo “humanitario” y su bombardeo mediático ha contribuido a que nuestras sociedades vean con buenos ojos estas agresiones imperiales. Los mismos partidos y gobiernos a los que votamos dirigen todas estas masacres.

Pero no seamos ingenuos; no estamos engañados. La mayoría de la gente piensa que estas invasiones y agresiones militares ayudarán a mantener el status quo, o dicho de otra manera; nuestro nivel de vida. Y si además nos aseguran que quienes mueren bajo nuestros bombarderos son seguidores de “dictadores sátrapas” (o “daños colaterales”), “integristas”, “terroristas”, etc. nuestra conciencia se tranquiliza y podemos dormir tranquilamente. Además no vemos riesgo de que la sangre que allí se vierte nos salpique. Lo ocurrido en Madrid en 2011 es sólo una excepción. Por ahora.

berria-azala-02-22-txik-220x210.jpg

¿Y la izquierda?

En nuestras sociedades suele ser  la izquierda la que juega el papel de conciencia crítica. Pero parece que la mayoría de la izquierda, fundamentalmente en Europa ha tragado hasta el esófago el anzuelo del imperialismo “humanitario”. Con Libia tranquilizaron su conciencia con los lemas “Ni OTAN ni Gadafi” . O lo que es más alucinante; algunos dedujeron que un “neocalifatoguiado por Turquía puede ser el camino para el socialismo en la zona".

Con Siria repiten continuamente lo malo que es Al Assad para quedarse de brazos cruzados.

Como curiosidad, el mismo día que escribo este artículo he oído una tertulia en una emisora de izquierda de Euskal Herria. Una de las tertulianas ha comenzado a justificarla agresión contra Mali esgrimiendo que la sharia vulnera los derechos de las mujeres. Lo mismo que hicieron en Afganistán.

Parece que la crisis del capitalismo Occidental ha aumentado la necesidad de invasiones y agresiones militares, y de masacre en masacre van cayendo bajo sus bombarderos los Estados “enemigos”, y los movimientos y sectores  que le molestan.

Hace unas semanas que estaba anunciada la agresión contra Mali; la de Siria continúa y en los primero lugares de la lista siguen Irán y el movimiento libanés Hezbollah. He estado buscando en las webs de las organizaciones que para mí son más  referenciales y combativas en el ámbito del internacionalismo y no he encontrado nada referente a lo que está ocurriendo en Mali o en Siria. Ni denuncia ni trabajo de concienciación.

El imperialismo avanza, incluso en nuestro interior.