sábado, 30 de marzo de 2013

Brahimi denuncia el armamento de los terroristas en Siria

El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Liga Árabe (LA) para Siria, Lajdar Brahimi, ha criticado este viernes los esfuerzos para armar a los grupos opositores en Siria poniendo de relieve que el envío de armas no es la solución a la crisis.

"Me temo que no vayan a producirse milagros pronto", manifestó Brahimi reflejando su decepción respecto a resolver rápido el conflicto en Siria, al tiempo que rechazó la propuesta que plantean el Reino Unido y Francia para armar a los mencionados grupos.

Asimismo, Brahimi añadió que la situación en este país árabe es “extremadamente mala y empeora continuamente”.

Este funcionario de la ONU también en otra parte de sus declaraciones se dirige a la comunidad internacional, sobre todo a los miembros del Consejo de Seguridad y los países como China, Rusia y EE.UU. alertándolos que “deberían hablar entre ellos con mucha, mucha urgencia” y aumentar la presión diplomática para resolver esta crisis.

Londres y París propusieron a la Unión Europea (UE) levantar el embargo de armamentos y permitir el envío de armas a los grupos terroristas que operan en Siria; propuesta que se ha enfrentado también con la oposición de este bloque.

Sin embargo, en medio de este conflicto, EE.UU. sigue brindando su apoyo a los opositores, hecho que se evidencia aún más en el respaldo político al jefe de la autodenominada coalición de los grupos opositores sirios, Moaz Ahmed al-Jatib, quien anteriormente había anunciado su decisión de dimitir para poder trabajar por la causa siria con mayor libertad.

La portavoz del Departamento de Estado estadounidense Victoria Nuland, en las declaraciones de este viernes informó sobre la permanencia de Al-Jatib en su cargo por otros seis meses.

Según Nuland, Al-Jatib ha cambiado su decisión de dimitir y cumplirá su responsabilidad hasta el final.

El martes la Liga Árabe, con la propuesta de Catar, concedió el puesto de Siria en esta organización a la autodenominada Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS), hecho que ha conllevado fuertes críticas por parte de la comunidad internacional. 
Fuente: Hispan TV