viernes, 31 de mayo de 2013

Detienen en Turquía a terroristas con gas sarín

Moscú, 31 may (Prensa Latina) El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, dijo hoy esperar una pronta investigación por parte de Turquía y entrega de sus resultados sobre la detención en ese país de armados sirios con gas sarín.


Lavrov indicó en rueda de prensa conjunta con su par de Bosnia Herzegovina, Zlatko Lagumdzija, que la cancillería rusa reaccionó a la publicación ayer acerca del arresto de unos 12 combatientes del Frente al-Nusra, afiliado a la red terrorista Al Qaeda, portadores de dos kilos de esa letal sustancia, prohibida por convenciones internacionales.

Esperamos en Moscú que los colegas turcos nos proporcionen en total volumen la información sobre las conclusiones que hicieron en torno a esa situación, subrayó el canciller.

Insistió Lavrov en que tales hechos deben ser indagados, luego de la petición de Siria a la ONU de llevar a cabo una investigación independiente acerca de los sucesos en las cercanías de Alepo, el 19 de marzo, cuando se sospecha que un grupo de armados lazó misiles con agentes letales, sin una reacción concreta todavía.

Con anterioridad, el portavoz de la Cancillería, Alexander Lukashevich, afirmó que la provocación de los terroristas con armas químicas en Siria es en extremo peligroso, pues abre el camino a la intervención.

Lukashevich recordó que el Gobierno de Damasco ha subrayado más de una vez que excluye el uso de armas de exterminio en masa en el conflicto interno.

A pedido de socios occidentales, comunicó el diplomático, Moscú obtuvo las necesarias garantías de la parte siria para la protección y conservación de ese armamento de la manera más estricta.

Al mismo tiempo, la diplomacia rusa ha deplorado las maniobras de dilación y rejuego político por parte de algunos actores internacionales en torno a la investigación sobre los sucesos de Alepo.

En opinión de Lavrov, alrededor de ese tema pueden estarse tejiendo todo tipo de provocaciones, de ahí que insistimos en unas pesquisas detalladas sobre cualquier evidencia de uso de sustancias químicas tóxicas.

Para el canciller ruso, resulta decepcionante que por "los juegos políticos" -capitaneados por Estados Unidos, Francia y Reino Unido- el secretario general de la ONU no haya sido capaz de responder con prontitud a la solicitud siria.

En su lugar, Ban Ki-moon planteó condiciones, absolutamente infundadas, con lo cual se abortó una misión concreta sobre un asunto candente, recordó el jefe de la diplomacia rusa.

Bajo presiones británicas y francesas, el funcionario del organismo mundial dio luz verde para que expertos investigaran otros casos de supuesto uso en Siria de armas químicas, y no el solicitado en específico por las autoridades de Damasco.