jueves, 18 de julio de 2013

Israel podría haber vuelto a atacar a Siria

La CNN publicó una entrevista donde varios oficiales del Ejército de Estados Unidos aseguraron que los bombardeos del 5 de julio en la ciudad siria de Latakia fueron aviones de combate israelíes para destruir el arsenal militar que almacenaba misiles rusos ‘Yájont’. Por su parte, los mercenarios opositores al Gobierno sirio se declararon la guerra entre sí.


Los militares estadounidenses, que prefirieron anonimato, dijeron a la cadena norteamericana de noticias que el ataque fue realizado por el Estado sionista de Israel para destruir los misiles capaces de dañar su sistema de defensa. Los entrevistados no especificaron si los Yájont rusos fueron destruidos finalmente en el ataque.

Todavía, el Gobierno sirio no ha proporcionado información sobre el autor de dichas explosiones; mientras que el régimen de Tel Aviv negó haber sido el autor de los bombardeos.

El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon dijo al  diario israelí Haaretz, que su país estableció líneas rojas para proteger sus intereses, pero que eso no significaba que hayan sido los gestores del ataque.

“Siempre que se produce un ataque, una explosión, cualquier cosa en Oriente Próximo, es a nosotros a quienes echan la culpa habitualmente”, señaló Yaalon.

De confirmarse la versión publicada por la CNN, sería el cuarto ataque israelí contra Siria en los últimos seis meses.

Cabe recordar, que en enero el estado sionista de Israel bombardeó a las afueras de Damasco una caravana militar que supuestamente transportaba de armas a Hezbolláh, y en mayo realizó otros dos ataques para destruir un cargamento de modernos misiles superficie-superficie en el aeropuerto de la capital.

Según fuentes militares rusas, los Yájont son misiles antibuque que tienen un alcance de 300 kilómetros y pueden llevar ojivas de 250 kilos. Estos misiles fueron suministrados por Rusia en 2011 respetando un acuerdo firmado con el Gobierno sirio.

Los mercenarios se declararon la guerra entre sí

El Ejército Libre de Siria (ELS) calificó como declaración de guerra el asesinato de un miembro de su Consejo Militar Supremo, Kamal Hamami, por el Frente Al Nusra vinculada a Al Qaeda.

“Vamos a aplastarles. No dejaremos que se salgan con la suya, porque apuntan contra nosotros”, advirtió un alto mando del ELS a la agencia Reuters.

Kamal Hamami, conocido también por su nombre de campaña, Abu Basir al Ladkani, fue asesinado por los miembros del Frente Al Nusra, provenientes de Irak, en la  Latakia, la misma provincia que hace unos días fue bombardeada por aviones de combate que al parecer eran israelíes.

Hamami fue asesinado supuestamente a raíz de una discusión con el otro grupo mercenario acerca de quién iba a manejar un puesto de control estratégico en Latakia, que por esa vía sería la única posible para el ingreso masivo de armamentos provenientes de Estados Unidos u otros países comprometidos a colaborar con los mercenarios.

Este último asesinato del comandante del ELS es el indicio más reciente del enfrentamiento existente en las filas de los mercenarios que desde marzo de 2011 luchan contra el Gobierno legítimo de Bashar Al-Assad.

Es importante mencionar que hace pocos días la agencia estatal siria, SANA, informó que según los líderes opositores armados, que actúan en Siria, reconocieron a los medios de prensa internacionales que unos 1.500 mercenarios se incorporaron en junio a sus filas procedentes de Turquía. Según el Gobierno de Siria las fuerzas mercenarias opositoras contarían con más de 17 mil combatientes extranjeros -en su mayoría saudíes y chechenos.(Fuente: Prensa Islámica).