jueves, 8 de agosto de 2013

INTERPOL: Alerta mundial sobre la reciente evasión de presos yihadistas en 9 países

EE.UU se alarma acerca del recrudecimiento de la violencia islamo-fascista: no tiene nada de que alarmarse, con una mano expande lo que con la otra trata de sofocar para que siempre ellos.



«Tras las evasiones de presos ocurridas en el último mes en 9 países miembros de INTERPOL, entre ellos Irak, Libia y Pakistán, la sede de la Secretaría General de INTERPOL ha publicado una alerta mundial sobre la seguridad para recomendar un aumento de la vigilancia. 

Se sospecha que la mano de al-Qaeda está detrás de varias de las evasiones que han permitido la fuga de cientos de terroristas y otros delincuentes, por lo que en su aviso INTERPOL solicita la ayuda de sus 190 países miembros para determinar si estos hechos son fruto de una labor coordinada o si están relacionados entre sí», anuncia la agencia de cooperación policial internacional en un comunicado divulgado el 3 de agosto de 2013.

La agencia no proporciona la lista de Estados interesados. Las principales operaciones de la serie mencionada –aunque no detallada– en el comunicado de INTERPOL son las siguientes:
  • El 23 de julio de 2013, entre 500 y 1 000 detenidos logran fugarse de las cárceles de Taj y de Abou Graib, en Irak;
  • El 27 de julio, 1 117 detenidos se fugan de la cárcel de Kuafia en el distrito de Bengazi, Libia, tras un motín interno coordinado con un ataque externo;
  • Durante la noche del 29 al 30 de julio, 243 talibanes se fugan de la cárcel de Dera Ismail Khan, en tierras tribales pakistaníes.
Según los testigos locales, todas estas evasiones en masa fueron resultado de operaciones tipo comando en las que pudo comprobarse un alto nivel de sofisticación y organización.

A las oficinas de reclutamiento de las organizaciones militares privadas se les hace cada vez más difícil encontrar candidatos a irse a participar en «la yihad» en Siria, lo cual conduce a la variante que consiste en sacar de la cárcel cierto número de hombres con experiencia combativa y decididos a todo. Fuentes seguras reportan que los iraquíes ya están en el campo de batalla.

Ante las sospechas de que las Fuerzas Especiales de Estados Unidos hayan organizado las mencionadas evasiones, Washington ha respondido denunciando un gran complot de al-Qaeda y con el anuncio del cierre temporal de 22 de sus embajadas.


Fuente: Red Voltaire