viernes, 22 de noviembre de 2013

El "educacidio": la destrucción de la inteligencia en España


España es uno de los diez países de la UE con los precios de matrícula universitaria más elevados


El sistema universitario español no está atravesando su mejor momento. Los sucesivos recortes que se han producido desde el comienzo de la crisis han limitado las posibilidades de las instituciones, han aumentado los costes de las matrículas y tasas universitarias, hay un alto porcentaje de abandono escolar, una fuga importante de talento joven y el desempleo juvenil dificulta el acceso de los jóvenes a la educación. Estas problemáticas, entre muchas otras, han llevado a que el Observatorio del Sistema Universitario (OSU) posicione a nuestro país entre los 10 más caros de la Unión Europea (UE) para estudiar, y entre los países con el peor sistema de becas, dificultando aún más el acceso ya limitado a la educación.

España integra el listado de los 10 países de la UE con los precios de matrícula más elevados, que oscilan entre los 2.000€ y 18.000€. Los 11 países por fuera del “Top 10” tienen tasas menores a los 1.000€ y en 8 de ellos el acceso al estudio de grado es gratuito. Contrario a lo que solemos pensar, los países más caros de la región para estudiar no compensan a través de los sistemas de becas, sino que por ejemplo, países como España limitan aún más el acceso de los estudiantes a causa de la falta de recursos y las dificultades de financiación.

El acceso a la educación en el resto de Europa

El sistema universitario italiano no tiene pruebas de acceso a la universidad, pero sí exige la aprobación de un examen que se toma al finalizar la Secundaria. El precio medio de la matrícula oscila los 1.400€ por año y casi el 90% de los estudiantes lo abonan. Italia toma en cuenta tanto la situación económica del estudiante como sus méritos para otorgar las becas y el monto se ubica entre los 1.800€ y 4.776€ por año.

Entretanto Portugal requiere una prueba similar a la Selectividad española para poder formarse, y el coste medio es menor a los 1.000€. Para acceder a las becas el sistema ofrece 2 modalidades: por situación familiar (hasta 6.000€) y por mérito (2.425€).

El sistema educativo griego también tiene una prueba de acceso similar a la Selectividad y en general el acceso al estudio de grado no tiene costes de tasas. Las becas son concedidas a través de numerosas instituciones y consideran primordialmente los méritos. Sin embargo existen también beneficios fiscales para estudiantes en condiciones financieras difíciles.

Reino Unido por su parte necesitan superar una reválida para acceder a la universidad, y es uno de los países más caros para estudiar, con una media de 15.000 libras por año (18.000€). No existen ayudas públicas sino préstamos para financiar la matrícula y los estudios, otorgados al 60% del estudiantado. Sin embargo, Escocia no establece un pago de matrícula para los estudiantes nacionales pero sí cobra entre 1.800 y 2.900 libras a los demás británicos. Las becas oscilan las 600 y 2.640 libras y se otorgan al 60% de los alumnos.

Francia por su parte tiene también un examen similar a la Selectividad con 3 modalidades dependiendo del tipo de estudio que se quiera realizar: general, tecnológica y profesional, todas de distinto peso. El precio medio de la matrícula es de 177€ el primer año y 245€ el segundo. Para acceder a las becas los alumnos deben ser menores a 28 años y pueden obtener entre 1.600€ y 4.600€ por renta o entre 1.800€ y 6.100€ por méritos, aunque también se ofrecen préstamos.

El sistema universitario alemán no exige una prueba de aptitud para formarse, sino que es una combinación de los resultados de Secundaria. La mayoría de las regiones no cobra matrículas y las que exigen pago no exceden los 1.000€. Las becas se otorgan a alumnos menores de 30 (grado) o 35 años (máster) y reciben entre 150€ y 750€ por mes, y puede aumentar dependiendo de la situación familiar. Ofrece además un sistema de ayudas de entre 7.200€ y 54.600€, así como un sistema de préstamos sin intereses.


En Finlandia cada universidad establece su prueba de ingreso, y el acceso al estudio es completamente gratuito, al igual que en DinamarcaEstonia, MaltaAustriaSuecia y Noruega. El sistema de becas supone tener un número determinado de créditos aprobados y de su situación familiar. Oscilan entre los 55€ y 300€ por mes y pueden recibir un subsidio que cubre el 80% del alquiler. Además el gobierno ofrece préstamos de hasta 300€ por mes.  

Fuente: Universia.es