martes, 17 de diciembre de 2013


En Francia exigen eliminar la posición común europea contra Cuba


PARÍS.— La agrupación francesa Cuba Cooperación se pronunció aquí por el cese de la llamada Posición Común de la Unión Europea (UE), una política injerencista que limita drásticamente las relaciones del bloque con el país caribeño.

Durante su asamblea anual, la asociación que reúne a empresarios, políticos y a otras personalidades, abogó porque el gobierno francés se desmarque por completo de esa postura y exija a la UE su levantamiento.

"Consideramos que esa es una política injusta y es necesario unir fuerzas para lograr su desmantelamiento", declaró a Prensa Latina el presidente de la agrupación, Víctor Fernández, y recordó que este tema podría ser examinado en la próxima reunión de los cancilleres de la UE en Bruselas.

La posición común, impulsada en 1996 por el entonces presidente del gobierno español José María Aznar, exige condicionamientos inaceptables a la isla y viola principios internacionales como el de la libre determinación y las normas de la Organización Mundial de Comercio.

Durante su reunión anual Cuba Cooperación también reiteró su rechazo unánime al bloqueo injusto mantenido por Estados Unidos contra la nación caribeña desde hace más de 50 años.

La organización prevé convocar el año próximo un foro de asociaciones europeas que trabajan con Cuba con la intención de analizar nuevos programas y desarrollar acciones de manera conjunta, dijo Fernández.

El director de la asociación informó que dentro de la agenda para 2014-2015 figuran proyectos en la agricultura urbana, entre ellos uno en el municipio de Boyeros, de La Habana, y otro en Cruces, provincia de Cienfuegos.

Hay otras iniciativas también que se firmaron recientemente, como el de saneamiento de la bahía de Cienfuegos, además de continuar con el rescate de la casa de Víctor Hugo y la rehabilitación del teatro Tomás Terry, dijo.

El embajador cubano en Francia, Héctor Igarza, agradeció a la organización los proyectos destinados al bienestar del pueblo y el desarrollo de su país.

Igarza recordó que el pasado mes de octubre una abrumadora mayoría de países votaron en la Asamblea General de la ONU en contra del bloqueo mantenido por Estados Unidos contra la mayor de las Antillas.
Como consecuencia de ese cerco económico, comercial y financiero, dijo, Cuba debió suspender recientemente sus servicios consulares en Washington ante la imposibilidad de encontrar un banco que asuma las cuentas de sus misiones diplomáticas.

La lucha contra el bloqueo continuará siendo una prioridad de nuestra política exterior, afirmó el embajador, y reiteró que su país nunca aceptará condicionamientos ni de Estados Unidos, ni de la Unión Europea.

Fuente: Granma