domingo, 15 de diciembre de 2013

Jobbik (Hungría): "El euro-atlantismo debe ser reemplazado por el euro-asianismo"



Excelente entrevista a Gábor Vona, presidente de Jobbik, por la página web euroasiática Geopolítica en el que se tratan temas como la política exterior del partido nacionalradical húngaro y sus relaciones estratégicas con Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos, lo cual nos pueden dar pistas de cuales serían las medidas en relaciones exteriores si Jobbik llegase al poder.

Sr. Vona ¿Cuál es la principal idea de su partido político y por qué es importante para Hungría hacer una revisión de sus relaciones con la Unión Europea?

Jobbik es un partido nacional conservador que no se abstiene de utilizar métodos radicales. Así que cuando nos etiquetan como radicales, están equivocados. El radicalismo no es un principio, es un método. La razón por la cual somos radicales es porque también la situación es radical. Por el momento, los húngaros son pasajeros enfermos en un barco europeo que se hunde y que ha perdido sus valores.

Esto es insoportable. En primer lugar tenemos que abandonar la nave, luego recuperarnos de nuestras enfermedades. Hungría no fue aceptada en la Unión Europea en los términos para que pudiera desarrollarse. El objetivo era colonizarnos para utilizar nuestra mano de obra barata y apoderarse de nuestros mercados. Las empresas occidentales y los bancos están tratando de mantener sus sistemas al aprovecharse de los beneficios que sacan de nuestro país en el Este.

Y esto es sólo el aspecto económico del problema. La Unión Europea no trajo ningún beneficio en términos espirituales, en el aspecto mental, en ninguno. Después del enfoque anti-valores que practicaba el comunismo, ahora vivimos en el capitalismo, donde no hay siquiera ningún tipo de valores ni de sentido. Yo personalmente sigo principios tradicionalistas, en otras palabras, creo que Europa tiene que volver a sus raíces y cambiar su relación con otras culturas tradicionales que ahora existen sólo en el Este.

Jobbik tiene la imagen de un partido ultrarradical tanto en Hungría como en Europa. ¿Está de acuerdo con esta etiqueta o tiene otra perspectiva que no se pueden tratar con los términos clásicos de “izquierda” y “derecha” y así sucesivamente?

Si la modernidad, que se extiende desde el Renacimiento a través de la Ilustración hasta el capitalismo global, se identifica con la izquierda política, entonces indudablemente nosotros pertenecemos a la derecha. Sin embargo, ni yo ni mi partido se nos puede localizar usando coordenadas de izquierda y derecha de la ciencia política actual. La mejor forma de hacerlo es decir que Jobbik es un partido nacional radical, que no es chovinista, el cual desafía al capitalismo global y sus tres principales representantes: Estados Unidos, la Unión Europea e Israel en el plano de los valores humanos universales.

El euroescepticismo en la Unión Europea es muy diferente. ¿Podría Ud. describir algunas particularidades de este fenómeno en Hungría y los países vecinos? ¿Cuál es el papel de la estrategia del euroatlantismo en este proceso?

La tasa de desaprobación de la Unión Europea ha superado por primera vez en Hungría a la tasa de aprobación. En la década de 1990 hubo un lavado de cerebro increíble, así que la mayoría de la gente sentía que la pertenencia a la Unión Europea era buena, y que no había otra opción. En la actualidad, más y más personas se han dado cuenta de que todo fue una trampa. La Unión necesita mercados, mano de obra barata y un lugar para tirar la basura. ¡Qué ingenuos fuimos cuando pensamos que Occidente iba a compensar históricamente al Este por la explotación y por habernos traicionado unas cuantas veces en la historia! Lo mismo se aplica a los países vecinos, pero Hungría está en la peor situación. El gobierno anterior ha firmado cada documento que Bruselas les ha puesto ante ellos, y el actual está interesado solamente en el mantenimiento de su poder, por lo que se opone a toda la Unión Europea. El común denominador entre los dos gobiernos es que ambos no cuentan con algún concepto de ningún tipo. Hasta ahora soy el único político de Hungría en declarar que el euroatlantismo debe ser reemplazado por el eurasianismo.

¿La crisis financiera ha influenciado en el sentimiento proteccionista o los principales aspectos en cuanto los factores de civilización y de valores? ¿Qué tan involucradas están las diversas organizaciones no gubernamentales y fuerzas externas en la descomposición de todo el sistema húngaro (territorio-lengua-cultura)?

La crisis económica en efecto ha ejercido una gran influencia sobre el nivel de escepticismo. Esta situación ha demostrado que la Unión Europea no representa los intereses de toda la comunidad, sino de países occidentales miembros más fuertes – Francia, Gran Bretaña y Alemania. La influencia de diversas fuerzas y organizaciones externas es cada vez más evidente a los ojos de la gente. Yo iría incluso más lejos y afirmaría que se está produciendo una revolución de la conciencia en Hungría. Esto por supuesto es doloroso, porque la gente tiene que renunciar a muchas ilusiones, pero es inevitable porque el futuro debe ser construido sobre la verdad y la realidad. Por consiguiente, lo que ahora es visto como una confusión en la sociedad húngara, se aclarará, espero, y se dará paso a una sociedad que se habrá vuelto mucho más consciente de sí misma y con un pensamiento más claro.

Si miramos en el interior de la identidad húngara encontraremos raíces eurasiáticas en esta nación. ¿Qué tanto esto se manifiesta en su política?

Por supuesto. La nación húngara tiene origen turco, y se formó en las estepas rusas en lo que es ahora, luego vagó hacia el oeste para establecer un estado en la cuenca de los Cárpatos. Nuestra integración occidental ha estado sucediendo durante siglos, pero nunca hemos olvidado nuestro origen oriental, y nunca han sido capaces de erradicar ese concepto de nuestras mentes. Esta dualidad a menudo tiene sus inconvenientes para nosotros, pero creo que podría ser beneficioso en esta ocasión.

Por cierto ¿qué pasa con Rusia en el sentido geopolítico actualmente?

Jobbik es un partido anticomunista, además de que fuimos el primer partido en Hungría en proponer seriamente resolver nuestras relaciones con los rusos. No sólo en los discursos diplomáticos, sino también en la realidad. Durante el conflicto con Georgia, cuando toda la élite política húngara manifestó estar de acuerdo con los intereses de Estados Unidos, declaramos que ese asunto era sobre algo completamente distinto. Cuando Viktor Orban se encontraba mandando malhumoradas declaraciones dirigidas a Rusia desde la oposición en el 2009, declaramos que estaba cometiendo un gran error. Personalmente, tengo buenas relaciones con varios diplomáticos rusos en Budapest y estoy muy feliz porque la embajada rusa se presenta siempre en nuestras conferencias de apertura anuales. En mis planes para la política exterior, Rusia, además de Alemania y Turquía, es un aliado político y económico clave, y socio de Hungría.

Si hablamos de procesos globales, ¿cuál es su posición y pronóstico acerca de eventos futuros? ¿Por cuánto tiempo los Estados Unidos seguirán siendo una superpotencia? ¿Cuál es el futuro de la Unión Europea y cómo se llevará a cabo la integración de Eurasia?

Difícil pregunta. La agonía definitivamente ya ha comenzado, y un nuevo orden mundial tendrá que establecerse. La alianza de los países BRICS demuestra claramente que el tiempo de los Estados Unidos y la Unión Europea ha pasado. El acontecimiento más afortunado sería si ellos mismos se dieran cuenta de ello, porque eso podría prevenir grandes conflictos y dar paso a una transición pacífica. En relación al marco de la cooperación euroasiática, no veo ahora posibilidades reales todavía, porque primero hay que definir los valores básicos y la estrategia consiguiente que pueda atraer los círculos más amplios posibles. Este es el reto hoy, y Jobbik es la única organización política húngara dispuesta a aceptarlo. Todos los demás son atlantistas y se quedarán así hasta que la historia les rebase.

Gracias por la entrevista Sr. Vona. ¿Quiere añadir algo más para nuestros lectores?

Gracias por la oportunidad.