viernes, 13 de diciembre de 2013

La Federación Rusa estaría dispuesta a alcanzar un acuerdo de cooperación con Ucrania

Rusia está intentando suavizar la tensión y llevar la discusión sobre Ucrania a un cauce más constructivo. El presidente Vladímir Putin descarta una posible confrontación entre la Unión Económica Euroasiática y la UE.


El vice primer ministro Ígor Shuválov ha declarado que Rusia está dispuesta a iniciar un diálogo con Ucrania sobre cooperación aduanera en cualquier formato, incluyendo la participación de la Unión Europea. Además, según Shuválov, Rusia está abierta a la cooperación industrial con Ucrania independientemente de que Kíev decida abrir una zona de libre comercio con la UE o formar parte de la Unión Aduanera con los países de la CEI. 

“Estamos dispuestos a iniciar negociaciones en distintos formatos. Lo más importante es alcanzar un resultado constructivo. Nos importa el resultado, no el formato. Por esta razón, estaremos de acuerdo en trabajar en el formato que resulte más cómodo para nuestros socios”, declaraba en Washington Ígor Shuválov.
“Según mi parecer, todos estamos interesados en que los acontecimientos que están teniendo lugar en Ucrania finalicen lo más pacíficamente posible. Nadie desea ninguna escalada de la violencia. Aunque todo esto se debe hacer con calma, no se puede actuar por influencia del estado de ánimo de la calle o bajo coerción de la oposición. Estamos hablando del futuro del país, por lo que las decisiones deben tomarse sopesando todos los pros y los contras”, según declaro el vice primer ministro ruso.
Shuválov ha asegurado a la prensa que Moscú apoyará cualquier decisión de Ucrania. “En cualquier caso, sea cual sea la decisión de Ucrania, nosotros nos mostraremos comprensibles con este país, ya que para nosotros es un socio importante. Apoyaremos todas las decisiones relacionadas con la cooperación industrial”, añade.
El vice primer ministro señala que en la actualidad Ucrania ofrece a Rusia “importantes contactos de cooperación industrial”. “Tenemos una comunicación con Ucrania en la industria de las altas tecnologías. Gran parte de nuestra atención se centra en la producción de cohetes, motores, aviación y muchos otros ámbitos”, especifica Shuválov.
El presidente Putin ha declarado anteriormente que Moscú no desea causar un enfrentamiento entre la Unión Económica Euroasiática y otros proyectos de integración, “y entre ellos, se entiende, un proyecto de integración con tanta trayectoria como el europeo”. El 12 de diciembre, en su discurso sobre el estado de la nación, el líder ruso recordó que este mismo año “Ucrania expresó su deseo de participar en todos los encuentros de la troika (Rusia, Bielorrusia y Kazajistán) como observador, así como participar en los debates, y en numerosas ocasiones ha declarado su interés en unirse a algunos acuerdos concretos de la Unión Aduanera”.  
Al mismo tiempo, los observadores políticos en Moscú aconsejan al Gobierno del país no interferir en los acontecimientos de Ucrania. “Si de pronto podemos obtener de Yanukóvich el consentimiento para dar este paso, la adhesión de Kíev a la Unión Aduanera se volverá ilusoria y efímera. No debemos esforzarnos por conseguir un efecto externo. Tiene más sentido concentrarse en acuerdos prácticos que logren un acuerdo común en la economía de los dos países”, escribe Mijaíl Rostovski de RIA Nóvosti. El experto subraya que si estos acuerdos van en beneficio mutuo se conseguirá una comunicación más transparente, ya que tarde o temprano en Kíev aparecerá un nuevo líder que, con gran probabilidad, será más partidario de la cooperación con Bruselas.
En opinión de Rostovski, unos acuerdos prácticos con la Federación Rusa cuya ruptura no entre en los intereses nacionales de Ucrania serán un elemento de contención incluso para un líder ucraniano antirruso.
“Mientras el efecto Maidán todavía no se haya desvanecido por completo, Rusia debe actuar con extremo cuidado. No es tarea de Moscú solucionar los problemas internos de Ucrania. No tenemos por qué hacer el trabajo de Víktor Yanukóvich. De todos modos, aunque lo hiciéramos no lo conseguiríamos. O Yanúkovich se las arregla él solo, o se hunde él solo”, subraya el observador.
El Gobierno de Ucrania, al parecer, también se ha dado cuenta de la gravedad de la situación y está llamando a los protestantes a unirse para defender los intereses del país. La víspera, el primer ministro del país, Nikolái Azárov, anunciaba que Ucrania ha pedido a la UE 20.000 millones de euros en el marco del Acuerdo de Asociación.
“Aquellos que han salido al Maidán exigen la firma inmediata del Acuerdo de Asociación con la UE, el Gobierno también está de acuerdo con la firma del acuerdo, pero queremos crear unas condiciones en las que las pérdidas para la economía de Ucrania se minimicen al máximo”, - declaraba el primer ministro en una asamblea del Gobierno.
“¿Entonces contra quién deberían estar dirigidas estas protestas, contra los políticos europeos o contra Ucrania, que necesita urgentemente ayuda económica y financiera? Si nuestro objetivo es el mismo, una integración europea con éxito, sentémonos juntos a la mesa de negociaciones por el bien de los intereses de Ucrania”, declaraba Azárov.

Fuente: Rusia Hoy