viernes, 13 de diciembre de 2013

La integración en la UE puede acabar con la integridad territorial de Georgia y Moldavia


Los acuerdos de asociación que Georgia y Moldavia han rubricado con la Unión Europea en Vilna hacen peligrar aún más su integridad territorial, escribe hoy el diario Moskovski Komsomolets.


Mientras Georgia se acerca a Europa, Abjasia y Osetia del Sur se van integrando cada vez más con Rusia, lo que hace irreversible su secesión.


Moldavia afronta el mismo problema con la república de Transnistria y será la nueva manzana de la discordia entre Bruselas y Moscú, aunque el caso es más complicado.


El 48% de los moldavos avalan la integración con la UE y otro 46% se pronuncian por la unión aduanera con Bielorrusia, Kazajstán y Rusia. Sin embargo, Moldavia no tiene frontera con ninguna de estas naciones y solo podría incorporarse a su espacio aduanero, si lo hiciese Ucrania.


El presidente de Rumanía, Traian Basescu, ha echado leña al fuego al proclamar como meta prioritaria la reunificación con la antigua Besarabia.


Seis de cada diez rumanos apoyan la unión con Moldavia y el momento oportuno, según Basescu, se presenta con la asociación de Moldavia a la Unión Europea.


Por tanto hay peligro de que la integración de Moldavia con la UE conduzca al fin del corto período de su independencia, señala Moskovski Komsomolets.

Fuente: RIA Novosti