martes, 3 de diciembre de 2013

La teoría política de los dos extremos (o de la herradura) explicada por el PC griego (I)



Carta abierta del KKE a los Partidos Comunistas y Obreros sobre la acción anticomunista de Die Linke (La Izquierda / Partido de la Izquierda Europea) en el Parlamento Europeo


Estimados camaradas:


En los Encuentros Internacionales de Partidos Comunistas y Obreros así como en los demás encuentros de Partidos Comunistas denunciamos el anticomunismo, combatimos las posiciones anticomunistas de la Unión Europea y la equiparación antihistórica de la contribución del socialismo con la monstruosidad del fascismo.


Destacamos la contribución insustituible de la Unión Soviética a la lucha de los pueblos y nos referimos a los 20 millones que dieron su vida para la derrota del nazismo.


Desvelamos la lógica peligrosa de los “dos extremos” y el marco respectivo de la Unión Europea y de los gobiernos burgueses, un marco que ha llevado a la persecución y prohibición de Partidos Comunistas.


Todos somos conscientes de que la lucha contra el anticomunismo y contra la distorsión de la contribución histórica del socialismo es una tarea muy seria y es imperativo condenar decisivamente la postura anticomunista.


Por lo tanto, queremos informales que recientemente el eurodiputado Helmut Scholz, dirigente del Partido Alemán “Die Linke”, miembro del presidium del Partido de la Izquierda Europea (PIE), organizó en el Parlamento Europeo, los días 12 y 13 de noviembre de 2013, un evento titulado “Viajé a su país como invitado – Alemanes oponentes de Hitler, víctimas del terror estalinista: historias familiares 1933-1956”.


Como denunció el grupo europarlamentario del KKE: “Se trata de un intento miserable de presentar a algunos antinazis alemanes como víctimas del Estado obrero soviético, una versión aun peor de la política oficial de la Unión Europea, que equipara el fascismo-nazismo con el comunismo y promueve la “teoría de los dos extremos”. Es un insulto a los miles de alemanes comunistas y otros antifascistas que resistieron, pagando con su vida, a la barbarie de Hitler. Es un insulto flagrante a los millones de soviéticos, de comunistas y de luchadores en la URSS y en todos los países de Europa que dieron su vida para aplastar la monstruosidad fascista. Se trata de una calumnia vulgar a expensas del primer Estado obrero en la historia de la humanidad, a expensas de las conquistas sin precedentes logradas por los trabajadores en el Socialismo”.


Consideramos que este tema es muy grave y que refleja el papel peligroso del oportunismo como vehículo para la promoción de la ideología y la política burguesa, como una fuerza que defiende y promueve las posiciones anticomunistas de la Unión Europea.


Los y las comunistas están obligados a dar una respuesta decisiva. (15.11.2013)


Sección de Relaciones Internacionales del CC del KKE