viernes, 27 de diciembre de 2013

Neo-Otomanismo en Europa

  
El presidente de Turquía, Tayip Erdogan, con el mafioso Hashim Thaçi, "primer ministro" de Kosovo

Tayip Erdogan: "Kosovo es Turquía y Turquía es Kosovo"
Prizren es una ciudad en Kosovo cerca de la frontera con Albania y Macedonia. En la edad media fue la sede de la corte del estado serbio bajo Esteban Dusan, cuando este vivía sus años de máximo esplendor. (En esta época Serbia y Aragón tenían las fronteras comunes pero esta historia es para alguna otra ocasión). Entre otros monumentos tiene las bellezas medievales como la iglesia de Virgen Ljeviska y monasterio Santos Arcángeles. Ambos monumentos fueron quemados en la ira albanesa de 2004.


Prizren está a 80 kilómetros de Pristina, una distancia considerable para las penosas carreteras de la provincia. Pero esto no fue el obstáculo para el primer ministro turco Erdogan, primer ministro de Albania Edi Rama y Tachi, que se desplazaron allí después de un acto en Pristina donde se inauguraba la ampliación del aeropuerto local. A dicha inauguración Erdogan vino acompañado con más de 600 personalidades de Turquía, incluida la mayoría de los ministros de su gabinete.


En el acto organizado en Prizren, Erdogan, violando todos los códigos de la buena diplomacia, declaró que “Kosovo y Turquía son el mismo país” entre otras cosas. Dijo que culturas de Kosovo y Turquía podrían ser diferentes pero que pertenecen al mismo país.


Turquía fue el primer país que reconoció “Kosovo”.


La noble ciudad de Dusan es el lugar menos propio para estas declaraciones ofensivas de Turquía ya que todo el mundo sabe, hasta los que reconocen oficialmente este falso estado, que Kosovo es la palabra serbia y el territorio de Serbia.


Pero precisamente por esto se desplazó toda esta gente desde Pristina, para hacer en Prizren estas declaraciones.


Recientes declaraciones de Erdogan en Bosnia y las de ayer en Prizren confirman definitivamente que Turquía abandonó la política establecida por Ataturk.


Los círculos occidentales consideran a Erdogan “nacionalista moderado”.