jueves, 2 de enero de 2014

55 años de Revolución cubana ininterrumpida


Enfrenta Cuba intentos de subversión ideológica, denunció el Presidente del país, Raúl Castro, en la celebración del 55 Aniversario de la Revolución Cubana el 1º de enero

Imagen activaSantiago de Cuba, 1 ene (Prensa Latina) Cuba enfrenta una permanente campaña de subversión política e ideológica que pretende desmantelar el socialismo desde adentro, denunció hoy aquí el presidente Raúl Castro.

Al resumir la celebración del aniversario 55 del triunfo de la Revolución Cubana, el jefe de Estado dijo que se perciben intentos de introducir sutilmente plataformas de pensamiento neoliberal y de restauración del capitalismo necolonial.


Tales campañas están enfiladas contra las esencias mismas de la revolución socialista, a partir de una manipulación premeditada de la historia y de la situación actual de crisis general del sistema capitalista, agregó.

El mandatario denunció que esos propósitos favorecen el individualismo, el egoísmo y pensamiento mercantilista, en menoscabo de los valores, identidad y cultura nacionales.

Tratan de vender a los más jóvenes las supuestas ventajas de prescindir de ideología y conciencia social, manifestó el gobernante en su discurso ante comandantes y combatientes históricos del proceso revolucionario, otros dirigentes y una representación del pueblo santiaguero.

Con ello, advirtió, pretenden inducir la ruptura entre la dirección histórica de la Revolución y las nuevas generaciones, así como promover incertidumbre y pesimismo de cara al futuro.

Todo con el propósito de desmantelar desde adentro el socialismo en Cuba, exclamó.

Dijo estar seguro de que la Revolución saldrá victoriosa en esta batalla ideológica.

Para ello, refirió, contamos con la pujanza y compromiso patriótico de los intelectuales, artistas, profesores y maestros revolucionarios, universidades y el estudiantado.

Los empeños de diseminar ideas que niegan la vitalidad de los conceptos marxistas leninistas y martianos deberán contrarrestarse con una creativa conceptualización teórica del socialismo posible en las condiciones de Cuba, como una alternativa de igualdad y justicia para todos, aseveró.

Instó a la nueva generación de dirigentes que paulatinamente van asumiendo responsabilidades a no olvidar "que esta es la revolución socialista por los humildes, de los humildes y para los humildes".

Llamó a continuar perfeccionando y profundizando la democracia en Cuba y seguir el principio de consultar de manera directa con la población las decisiones vitales para el desarrollo de la sociedad.