domingo, 16 de febrero de 2014

El ciudadano estadounidense Kenneth Bae concede una rueda de prensa desde el Hospital de Corea del Norte donde está ingresado


El criminal norteamericano Kenneth Bae concedió el día 20 una conferencia de prensa en el Hospital de Amistad de Pyongyang.
    Estuvieron presentes en la ocasión los reporteros nacionales y extranjeros.
    Solicité esta entrevista para aclarar algunos hechos, dijo Bae y prosiguió:
    Durante 15 meses pasados desde que vine aquí, tuve la entrevista con los miembros de la Embajada de Suecia en Corea e intercambié llamadas telefónicas y cartas con mis familiares.
    Por conducto de ellos, informé al gobierno norteamericano y a mis familiares los crímenes que he cometido y las medidas humanitarias tomadas por el gobierno de la República Popular Democrática de Corea.
    Pero, en estos días, circulan las publicaciones que incluyen datos tergiversados sobre mi situación y la demagogia al gobierno de la RPDC.
    Por ejemplo, en la conferencia de prensa sobre la liberación del ciudadano norteamericano Newman retenido en diciembre del año pasado, el vicepresidente estadounidense dijo que yo estoy retenido en Corea sin ninguna razón.
    Tengo entendido que hasta mi hermana menor se entrevistó con los periodistas diciendo como si yo fuera inocente. Creo que esas cosas causaron la indignación del gobierno de la RPDC.
    Además, complicaron mucho mi situación.
    Estoy hospitalizado durante 5 meses pasados. Parece que pronto volverán a mandarme al reformatorio. Además, pienso que será más difícil la solución del problema de mi indulto.
    Otro ejemplo, en las desinformaciones hay expresiones como la RPDC es “país violador de DDHH” y con mal índice de DDHH y que fui sometido hasta ahora a tratamientos injustos.
    Quiero dejar en claro aquí que durante 15 meses pasados, no hubo ningún acto de violación de mis DDHH ni vejaciones.
    Hasta ahora, el gobierno de la RPDC tomó todas las medidas humanitarias posibles para mí.
    Por ejemplo, permitió el contacto con la embajada sueca, el intercambio de cartas y llamadas telefónicas con mis familiares y la visita de mi madre.
    Cuando se tornó grave mi enfermedad, me permitió recibir el tratamiento médico en el hospital.
    Aprovechando esta oportunidad, exhorto al gobierno norteamericano, los medios de prensa y mis familiares a no empeorar más mi situación con la demagogia anti-RPDC y los datos no apegados a la realidad.
   Deseo ser indultado cuanto antes por el gobierno de la RPDC y regresar a mi familia.
    Encomiendo al gobierno estadounidense, los medios de prensa y mis familiares que presten más atención a mi caso y redoblen los esfuerzos por mi regreso.
    Seguidamente, Bae respondió a las preguntas.


Fuente: KFA Euskal Herria