sábado, 22 de febrero de 2014

El Partido Comunista de la Federación Rusa en solidaridad con Ucrania víctima del fascismo


No vamos a abandonar a un pueblo hermano

Los acontecimientos en Kiev se desarrollan siguiendo un guión dramático.

En el centro de Kiev, madre de las ciudades rusas, campan  a su antojo bandas de jóvenes bien preparadas, ejerciendo la violencia desatada. En muchas ciudades  del país se están produciendo asaltos, saqueos. Han comenzado las represalias contra los adversarios políticos. Todo esto ocurre con el visto bueno y el apoyo directo de Occidente. 

No es la primera vez en la historia que las fuerzas fascistas le despejan el camino al gran capital. Fue así como llegaron al poder los regímenes más reaccionarios de Europa en vísperas de la Segunda Guerra Mundial. De un modo parecido llegaron al poder Pinochet y otros dictadores de América Latina.

El fuego de la guerra está prendiendo ahora directamente junto a nuestra casa. Es imposible observar impasibles lo que está sucediendo en Ucrania. Millones de ciudadanos de Rusia tienen allí a familiares, amigos o conocidos. Hasta ayer fuimos hijos de una misma casa, del primer Estado socialista en la historia de la humanidad, morada del trabajo creador, de una Unión Soviética plurinacional, hermanada. Los ciudadanos del Estado unificado de Rusia y Bielorrusia, de otras repúblicas, que no olvidaron la hermandad soviética, deben hoy expresar su solidaridad con el pueblo de Ucrania, apoyar a aquellos, que están dispuestos a defender su casa de los extremistas de tonos “pardos y naranjas”.

20 años de descomposición capitalista en Ucrania llevan al fascismo

El Presidium del PCFR, llama a todos los verdaderos patriotas de Ucrania a defender la legalidad, hacer valer su honor y dignidad. No se puede permitir que una minoría nacionalista agresiva imponga su voluntad a un país entero. Las fuerzas unidas del pueblo ucraniano están llamadas a ofrecer resistencia frente al intento de hacerse con el poder en el país.

El Presidium del CC del PCFR se manifiesta por una postura activa al máximo por parte de la Federación de Rusia en la tarea de normalizar la situación en Ucrania. Estamos convencidos de que la pasividad de Zurábov (embajador de Rusia en Kiev. N de la T.) está debilitando las posibilidades de la diplomacia rusa. La postura de Rusia en la normalización de la situación en Ucrania deber estar representada por el Ministro de Exteriores Serguei Lavrov. Él es lo suficientemente competente y cuenta con la experiencia y preparación necesarias para influir en la situación.

Restaurar el socialismo en Ucrania: única alternativa humana

Al mismo tiempo, los acontecimientos en Ucrania, nos sirven como amenazadora advertencia: la aplicación del ruinoso curso económico neoliberal inevitablente conduce al agravamiento de la situación en la sociedad. Hoy es evidente que esa insaciable ansia de los oligarcas por el lucro, devora cualquier Estado como el óxido; lleva implícito la división y el odio abierto, creando las condiciones para la intromisión exterior.

Por delante tenemos la celebración del Día del Ejército Soviético y de la armada. El presidium del CC del PCFR hace un llamamiento a todos los ciudadanos que deseen tomar parte en los mítines y marchas de esta magnífica fecha. El 23 de febrero de 1918 se celebran las primeras victorias ante la intervención extranjera en Narva y Pskov. Y esto es uno de los logros comunes de los rusos, ucranianos, bielorrusos y de todos los trabajadores de lo que una vez fuera un país unido. 

Estamos obligados a expresar nuestra solidaridad con el pueblo de Ucrania y ayudarle a reforzar su determinación en la lucha contra la amenaza fascista y la división del país.

Restaurar la Unión Soviética que aseguró una era de paz, fraternidad, estabilidad y progreso a los gloriosos pueblos soviéticos