sábado, 8 de febrero de 2014

Ex-Primer Ministro israelí: "Sólo un Primer Ministro idiota no alcanzaría la paz con los palestinos"

El ex primer ministro de Israel, Ehud Olmert, tachó de “idiotismo” la falta de un acuerdo de paz con Palestina por parte del Gabinete de su sucesor, Benjamin Netanyahu, en la situación histórica en la que se encuentran ambos Estados.


“En tiempos de paz incluso un primer ministro idiota podría salir pareciendo bueno”, dijo durante una conferencia pronunciada en la Universidad Hebrea de Jerusalén. No se limitó a afirmar que la paz con los palestinos es de suma importancia, sino adelantó que concertar un acuerdo de paz ahora es muy factible. 


Después de que el auditorio se riera de su referencia irónica al primer ministro Netanyahu, el ponente se retractó de la insinuación directa y precisó que en realidad solo habló del “idiotismo en términos generales”. 


“El paisaje entero de Oriente Medio cambiará, así como el lugar de Israel en la región. Si hacemos la paz con los palestinos, eso generará una oleada de cambio que transformará toda la región. Llegaremos a ser el centro de Oriente Medio y la gente invertirá académicamente y económicamente en nosotros. La región tendrá mucho más éxito y estabilidad si se alcanza un acuerdo de paz”, agregó Olmert. 


El político hebreo dedicó la mayor parte de su discurso a la Segunda Guerra del Líbano y la apología de su propio estilo de gobierno. Reconoció algunas críticas de la acometida israelí contra el territorio del país vecino. Sin embargo, dijo, “después de esa guerra, prácticamente no hemos experimentado más de eso a lo largo de la frontera libanesa. Hemos estado siete años y medio sin la venganza de Hezbolá”. 


Al mencionar la amistad personal que entabló con el actual secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, Olmert dijo que apoya los esfuerzos incansables del diplomático estadounidense para conseguir la paz. Atribuyó a Kerry la idea, que comparte, de que forjar un acuerdo con los palestinos es oportuno y necesario, y es más, sería capaz de garantizar a Israel su seguridad y el que siga siendo un Estado judío y al mismo tiempo democrático.


Fuente: Guerra Sionista