sábado, 1 de febrero de 2014

¡Viva el Euroescepticismo, Abajo la Eurocracia!

Europa está interesada en que se siga agravando la situación en Ucrania para sustituir al presidente actual por un “gobierno títere”



La resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) sobre Ucrania, representa un espaldarazo a la escalada de la conflictividad en el país.

Esa es la opinión expresada por el líder del grupo parlamentario del PCU, Piotr Simonenko, en sus declaraciones exclusivas al corresponsal de Golos.ua

Según sus palabras, al no respaldar la propuesta de convocar un referéndum, Europa está de ese modo mostrando su conformidad con la agudización de la confrontación civil en Ucrania. Como aclaró Simonenko, El Partido Comunista ya había advertido con anterioridad, que sería precisamente la negativa a realizar la consulta el detonante de graves disturbios en la sociedad.

En su opinión, en su postura sobre Ucrania, los políticos europeos hacen uso de los dobles raseros, privando a  los ucranianos del derecho “sagrado” para cada habitante de la UE, de expresar su voluntad por la vía de un referéndum.

Por si no fuera suficiente, como señalara el líder del PCU, las amenazas de sanciones que se dirigieron contra la delegación ucraniana por parte de la PACE, supone una muestra más de la doble moral de los funcionarios europeos en lo que respecta a Ucrania.

Recordemos que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa durante el debate de la resolución sobre Ucrania, aprobada el 30 de enero, rechazó la enmienda de la delegación ucraniana sobre la posibilidad de la celebración en Ucrania de un referéndum donde se someta a elección el desarrollo futuro del país.


Europa está interesada en que se siga agravando la situación en Ucrania para sustituir al presidente actual por un “gobierno títere”.

“Están haciendo todo lo posible para apartar de la dirección del país a los representantes del gobierno, que no firmaron el acuerdo de asociación con la UE, y sentar allí a sus marionetas, quienes lo firmarán inmediatamente, abriendo las puertas a Europa para su salida de la crisis".

En opinión de Simonenko, Europa -acuciada por la prolongada crisis financiera-, ve en Ucrania un estado periférico, con una economía periférica, en la que aspira a lograr nuevos mercados en los que realizar sus productos, y una fuente de mano de obra y materias primas baratas.

Al mismo tiempo Europa pretende hacer recaer sobre Rusia la responsabilidad de sus actos para encender el conflicto en Ucrania.


Fuente: CCCP